CON LAS CONTRATACIONES DE JUAN GABRIEL RIVAS Y GUSTAVO MBOMBAJ YA SON SEIS LAS INCORPORACIONES Y SE PRODUCIRIAN DOS O TRES MAS EN LAS PROXIMAS HORAS. SE BUSCA UN DELANTERO POR AFUERA, UN VOLANTE POR DERECHA Y POSIBLEMENTE UN TERCER ARQUERO.
2020-06-29

¡GRACIAS TOTALES…!

Los protagonistas recuerdan la
obtención del ascenso en 2008

Los Andes logró el ascenso al Nacional "B" en el 2008, tras vencer a Nueva Chicago en la Promoción. "Fútbol en Mil Rayitas" (FM 105.9) se puso en contacto con los protagonistas para que nos cuenten recuerdos y anécdotas del partido final con Chicago en la cancha de Argentinos Juniors. A continuación un resumen de lo que nos decían Rodolfo Della Picca, Luciano Díaz, Patricio Grgona, Leonardo Luppino, Maximiliano Natalicchio y Cristian Vega.

Della Picca: "Cuando vos te encontrás con buenos jugadores todo es mucho más fácil"
"Con respecto a la llegada al club, no fue tan difícil porque tenía buenos jugadores Los Andes, cuando vos te encontrás con buenos jugadores, hombres, porque tenía gente con experiencia, todo es mucho más fácil. Rápidamente corregimos algunas cosas defensivas que tenía el equipo, empezó a tomar fortaleza y a través de eso empezó a ganar y llegó a la final. La gran final después de haber jugado de local y haber ganado era importante porque al rival le habían echado al entrenador, se le había puesto difícil. En la cancha de Argentinos la verdad que hemos hecho un gran partido, pero lo más emocionante, lo más increíble de todo eso fue la vuelta porque apenas cruzamos el Puente La Noria estaba la gente ahí de Los Andes que nos acompañó hasta la cancha, una cosa increíble, la verdad maravilloso, después la llegada al club, la vuelta olímpica, la verdad que fue todo muy lindo, coronando una gran campaña. Le mando muchos saludos y un abrazo a toda la gente de los Andes".

Luciano Díaz: "En lo deportivo fue el mejor momento de mi vida"
"Lo que recuerdo de esa semana previa a la revancha creo todo el grupo tenía mucha ansiedad, pero en el grupo teníamos gente que nos bajaba esa ansiedad, que nos hacia disfrutar el momento, habíamos ganado un partido muy importante de local que era la idea nuestra, sacar una ventaja para ir a la revancha más tranquilo, se nos dio con el gol de Darío (Ruiz), logramos el resultado que queríamos para jugar con la desesperación de Chicago, sabíamos que ellos de local nos iban a querer llevar por delante pero nosotros anímicamente y futbolísticamente estábamos muy bien, con mucha confianza, sabíamos que esa pequeña ventaja que habíamos sacado la íbamos a usar a nuestro favor".
"Fue un partido que sabíamos que ellos iban a tratar de meternos contra un arco y el gol al comienzo del partido del 'Colo' (Tridente) creo que nos tranquilizó mucho, nos dio esa fuerza para llevar adelante el partido. Después con el segundo gol internamente nosotros en la cancha, si bien el partido no había terminado, sabíamos que ya lo teníamos. El grupo estaba en un momento anímico y futbolístico muy alto, con los 2 goles de ventaja las cosas ya se nos hicieron un poco más fáciles, lo único que teníamos que hacer era controlar las arremetidas que tuvo Chicago".

"Después lo que fue el festejo en el vestuario, salimos de nuevo a la cancha a disfrutar, a festejar. Después el regreso la verdad que la gente fue impresionante, todos estábamos, yo en lo personal muy emocionado, muy satisfecho, creo que en lo deportivo fue el mejor momento de mi vida de lo que viví ese día. Nosotros de local ya el empuje que nos dio fue impresionante, creo que el partido de local lo ganamos por la presión de la gente, nosotros futbolísticamente y anímicamente estábamos muy bien, fue un combo. Nosotros sabíamos que en la revancha se habían quedado sin técnico, lo único que quedaba era ir a ganar, nosotros en ningún momento fuimos a especular, fuimos a ganar, sabíamos que atrás teníamos a toda la gente de Lomas que desde que arrancó el Reducido hasta que le ganamos a Chicago fue un arma fundamental para llevar a cabo todo, porque por ahí podes estar bien pero si no tenes el empuje de la gente que necesitas no iba a ser posible".

Grgona: "Estábamos con mucha confianza más allá del que venga"
"Tengo muchos recuerdos de la semana previa, estábamos muy bien anímicamente, porque habíamos hecho un final de Torneo cuando agarramos la senda ganadora con 'Fito' (Della Picca) y un Reducido tremendo con niveles muy altos, colectivamente muy alto el nivel como equipo, dando muestras de mucha solidez y de muy buen fútbol, anímicamente estábamos en el cielo, estábamos con mucha confianza más allá del que venga, porque en ese caso era un equipo que había hecho un gran Torneo pero que estaba ahí porque le habían descontado 18 puntos, sabíamos que no íbamos a enfrentar al peor del Nacional 'B' o al que peor venia, un equipo que por ese descuento estaba jugando la Promoción pero que tenía un gran plantel y un muy buen presente pese a estar ahí. Estábamos muy confiados en nosotros, en nuestro juego, en nuestros jugadores".

"Recuerdo que en la concentración compartí habitación con el 'Tano' Di Benedetto, el estaba terminando de cursar kinesiología, me acuerdo que estaba leyendo unos apuntes en la cama, yo estaba tomando unos mates en mi cama, en un momento le pregunto qué pensaba del partido de mañana, como se iba a dar, le digo que para mí el partido iba a ser duro, trabado pero que lo íbamos a tener controlado y que faltando poco se iban a venir con todo y que ahí de contra íbamos a hacer un gol y liquidar el partido, eso es lo que imaginaba yo le dije. El me dice que pensaba lo contrario, pienso que va a haber un gol rápido me dice, que lo vamos a abrir rápido, después vamos a encontrar muchos espacios y lo vamos a poder jugar más tranquilo, ojalá le dije, ojalá podamos hacer 3 goles en los primeros 5 minutos para estar mucho más tranquilo. Hoy 12 años después tenía razón el 'Tano' (Mauricio Di Benedetto), si bien ellos habían arrancado con la intención de buscarnos pudimos hacer el gol rápido con un 'Colo' (Tridente) que estaba en un gran nivel, a partir de ahí si bien ellos quisieron seguir buscando nos hicimos muy fuertes y dominamos el partido".
"Me queda obviamente el título, la caravana, la cantidad de gente que nos estaba esperando en Puente La Noria, en todo el Camino Negro y ni hablar adentro de la cancha, familiares, mi abuela, mi vieja, mis hermanos, en la platea esperando para saludarnos. Después me junté a comer con toda mi familia que es la que estuvo siempre, en los momentos buenos y malos. Tengo muchísimos recuerdos, mas estrictamente al plantel tengo muy grabada esa charla con el 'Tano' (Mauricio Di Benedetto) en la habitación, esas miradas y esos deseos que las cosas salgan como terminaron saliendo".

Luppino: "Voy a estar siempre agradecido al hincha de Los Andes"
"La semana previa al partido final fue muy tranquila, si bien se nos cruzaba por la cabeza el partido, la ilusión de ganar, de dar una vuelta olímpica, saber que quedábamos en la historia del club, era una semana que hablábamos entre nosotros que lindo coronar todo esto con el ascenso que ganemos. En la concentración, en el hotel, uno hablaba con la familia, con los hermanos, con mi señora, con mis hijos, y le decía que uno estaba tranquilo, que uno sabía que hasta el día del partido había dejado todo y que este partido iba a ser un partido muy importante para todo el plantel y que por eso queríamos quedar en la historia, entre nosotros en la comida hablamos, la verdad que fue muy lindo".
"Llegó el día del partido, ir a la cancha todos juntos en el micro cantando y sabiendo que íbamos a jugar un partido decisivo, era coronar todo lo que habíamos hecho en el año, el esfuerzo de la familia, de los amigos, de la dirigencia, del hincha que nos acompañó, queríamos demostrarle a la gente que estábamos a la altura de lo que era Los Andes. Los goles del 'Colo' (Tridente) nos dejó muy tranquilos, creo que fuimos superiores en los 90 minutos del partido. Se consiguió lo que queríamos, festejar con la gente de Los Andes que había allá arriba en la tribuna, después entrar al vestuario, abrazarnos, la verdad que algo muy lindo".
"Después la caravana, la verdad que nunca pensé tanta gente que nos reciba en Puente La Noria, era tremendo, yo rompí el vidrio del micro del techo y me subí, fui desde Puente La Noria hasta el Gallardón arriba del techo, me agachaba en los puentes me acuerdo para no matarme, pero la alegría que teníamos era impresionante, a paso de hombre, tremendo. Después entrar a la cancha y ver toda la gente que te abrase, te bese, que te diga gracias por lo que hiciste por Los Andes, gracias por dejar el alma en la cancha, la verdad que a uno lo deja muy tranquilo, fue algo inolvidable que nunca me lo voy a olvidar, voy a estar siempre agradecido al hincha de Los Andes, de corazón agradecido. Ver a mi familia en la tribuna, a mi hermano que me llevó en los hombros y dimos la vuelta olímpica, lo pude llevar a mi hijo adentro de la cancha, mi hermana Lorena en casa, mi señora Analía y mi hija Sol que me acompañaron siempre y me siguen acompañando, agradecido a la familia y a la gente de Los Andes que siempre los recuerdo y los voy a tener en mi corazón".

Natalicchio: "Teníamos que ascender como sea, teníamos esa mentalidad"
"La semana previa al último partido la verdad que fue muy emotiva, con una adrenalina porque pase la semana para jugar ese partido, nos moríamos por jugar ese partido, estábamos muy ansiosos, sabíamos que habíamos ganado la primer final pero no estaba nada dicho porque Chicago iba a hacer lo imposible como para dar vuelta la serie. Sabíamos que iba a ser un partido difícil, ellos venían de tener un golpe duro de la salida del técnico, habían tenido amenazas, era un partido complicado para ellos también por todo lo que había pasado en la semana, nosotros estábamos al tanto. Nosotros enfocados en nuestro juego, creo que tuvimos una semana muy linda de entrenamientos, estábamos muy confiados, en el hotel nos juntábamos a hablar con los chicos y sabíamos que teníamos que dar todo más un lpus, como siempre decimos las finales no se juegan se ganan, teníamos que ascender como sea, teníamos esa mentalidad, en el micro cuando íbamos al estadio todos gritando, cantando, de la confianza que teníamos".

"La verdad que el partido salió todo bien, salió a la perfección, tuvimos la suerte de meter el gol de Tridente rápido, el 1 a 0 que para mí a ellos los mató, ya tenían que hacer 2 goles, la gente ya les jugaba en contra, la gente se impacientó y el nerviosismo de ellos los llevó a cometer errores, fueron a buscar el resultado como podían, nuevamente la línea de fondo tuvo un gran trabajo, ellos tenían un 9 importante como Nahuelpán que con el 'Pato' (Grgona) en la ida y en la vuelta lo manejamos muy bien, por suerte lo controlamos muy bien. En el segundo tiempo otro gol de Tridente que lo termina de liquidar, con el 2 a 0 Los Andes hizo un trabajo inteligente, lo esperó atrás, ellos iban sin ideas, tuvimos alguna contra para aumentar el marcador, Los Andes se cerró bien atrás y fue un merecido triunfo, en los 2 partidos Los Andes fue un justo ganador y por eso tuvimos la suerte de ascender".
"Un momento de emoción muy lindo porque cuando le toca ascender a un jugador de fútbol es lo más lindo que hay, como siempre digo, jugar por la gloria y ganar es impagable, no tiene precio. Sabíamos que habíamos alegrado a muchos hinchas que estaban en su casa con la radio, con la televisión, que eran felices. La vuelta con el micro hacia la cancha de los Andes, la caravana fue impresionante, sabíamos lo que nos esperaba en el Gallardón, un momento feliz, toda mi familia había ido para la cancha para ver el festejo, estadio lleno, estuvimos un rato en el vestuario y salimos a dar la vuelta olímpica con la gente, es algo inexplicable vivir ese momento como jugador de fútbol".

Vega: "Contento por entrar en la historia de un club que es muy grande"
"Un recuerdo hermoso de todo eso, alegrar a toda esa gente es inolvidable, mas cuando uno ya se ganó el respeto de dirigentes, de hinchas, de todos. Esa semanita después de haber ganado de local nosotros estábamos al tanto que ellos se habían quedado sin técnico, si bien se jugaba en una cancha que no era la de ellos, para nosotros fue otro plus mas, nosotros siempre con los pies sobre la tierra, conscientes que no podíamos tener ningún margen de error después de todo el sacrificio que habíamos hecho durante todo el Torneo, mas en el Reducido que si bien nosotros contábamos con la ventaja durante casi todo el Reducido no regalamos nada".
"En el primer partido de la Promoción en la cancha nuestra sacamos chapa de candidato, sabíamos que ellos iban a venir a jugarse todo, nosotros teníamos todo para ganar, logramos el triunfo, sabíamos que ellos en cualquier momento podían dar vuelta el partido pero eso a nosotros nos hacía más fuerte, el aliento de la gente, el aliento del hincha, de todos, de nuestras familias. El técnico supo aprovecharnos, nosotros supimos entenderlo a él, al técnico, al cuerpo técnico, al médico, a los dirigentes, a todos. La sinceridad de la dirigencia, tanto de Chizzini, como los otros dirigentes que seguían al equipo, fueron totalmente sinceros con nosotros, no fue un ascenso por la plata, fue un ascenso por la gloria y porque la dirigencia confió en nosotros y nosotros teníamos todo para poder hacerlo, confiar en nosotros fue lo mejor".
"Al partido final habíamos llegado un par con dolencias, por ahí la inyección anímica que teníamos eso nos llevaba a aguantarnos en dolor, si bien no era grave pero nos podían haber limitado pero no nos importó nada por el plus de jugar ese partido. Estábamos muy tranquilos, confiados pero siempre siendo precavidos, al minuto que entramos al vestuario a cambiarnos entramos mentalizados, concentrados, nada de nerviosismo porque sabíamos el equipo teníamos, pero si con cuidado. Los goles tempraneros que hizo el 'Colo' (Tridente) a ellos le jugaron en contra, nosotros supimos manejar muy bien el partido, si bien tuvimos por ahí un par de errores teníamos un muy buen arquero que nosotros podíamos confiar tranquilamente en él y el confiaba plenamente en nosotros. Así fue, se dio un triunfo y un ascenso que por ahí a mitad del Torneo no lo esperaba nadie y después se dio que se pudo ascender".
"La vuelta fue lo más lindo, después de haber sufrido todo un año altos y bajos, porque la pasamos fea, son cosas de futbol que uno está expuesto y si uno las acepta tarde o temprano tiene su premio. La vuelta, esa caravana fue interminable, pero nosotros no queríamos que termine nunca, para nosotros fue lo más lindo que pudo haber pasado en la vida de cada uno, obtener la gloria en un club grande, pudimos ascender en una Promoción que para nosotros fue salir Campeón porque nadie había logrado ese ascenso, en la Promoción era la primera vez que se lograba. La gente, el acompañamiento que tuvimos, toda esa caravana desde Puente La Noria, un mundo de gente festejando, contenta, y eso a uno lo llena de gratitud porque es lo más lindo que le puede regalar un jugador de fútbol a la gente y a la familia también. Después en la cancha el festejo fue lo más lindo, interminable, nosotros no queríamos que se termine mas, contento por el ascenso, contento por entrar en la historia de un club que es muy grande. Plenamente agradecido a la dirigencia, a los hinchas, a los técnicos y al grupo que se formó primero de personas y después de jugadores que supo salir de las malas y después dio sus frutos. Es para toda la gente que lo pueda disfrutar en este momento que estamos de esta pandemia, recordar cosas lindas hace muy bien, un abrazo para todos, saludos a toda la gente de Los Andes".

Producción: Jorge Fidalgo