TAL LO ANTICIPADO,GONZALO SALEGA RENOVO SU CONTRATO CON LOS ANDES Y EN LAS PROXIMAS HORAS TAMBIEN LO HARIAN MATEO LEVATO Y ULISES ORTEGOZA. PODES ESCUCHAR EL PROGRAMA DEL MARTES CON NOTAS A NAZARENO POMPEI Y A GUILLERMO PEREIRA.
2020-07-04

Hernán Da Graca: "El día más
importante como futbolista"

Para conocer anécdotas y datos desconocidos de la final con Armenio en 1994, que le dio a Los Andes el ascenso en la cancha de Lanús, nos pusimos en contacto con el goleador Hernán Da Graca. A continuación un resumen de lo que le decía a "Fútbol en Mil Rayitas" (FM 105.9) el hijo de Abel y el nieto de Manuel.

"Después de haber jugado con Tigre y llegar al primer objetivo que era poder disputar la final, recuerdo que el grupo se mantuvo unido como siempre, se mantuvo confiado, con el objetivo bien claro, tratando de hacer bien las cosas para poder disputar la final. Mucho nerviosismo obviamente, mucha ansiedad también en algunos, yo en lo personal si bien no lo hablábamos mucho para no generar más temores y mas ansiedades ya sabía que podía estar a punto de lograr algo que habían logrado mi papá y mi abuelo".

"La primer final en cancha nuestra la jugamos el 'Bichi' Fuertes y yo de punta y el 'Uruguayo' (Villagrán) fue al banco. La verdad que fue un partido muy disputado, muy trabado, con pocas situaciones de gol, con pelotas muy sucias adelante, mucha pelea entre nosotros los delanteros con los centrales de ellos, en lo personal puedo decir que luché más que lo que jugué, fue un partido que el sacrificio que teníamos que hacer nosotros como delanteros, como primer línea de defensa, fue enorme. Recuerdo que quisimos realizar la jugada que después finalmente en la cancha de Lanús se logró, la veníamos entrenando durante la semana para hacer el inicio del tiempo con una jugada de ataque, no se logró por poco en ese primer partido. Me tocó salir, entró el 'Uruguayo' (Villagrán), cuando viene la jugada del tiro libre, yo creo que en el banco de suplentes donde estábamos todos con muchos nervios, no lo dijimos pero tratábamos de pensar todo lo mismo sabiendo que era un 90% gol y por suerte así fue. Me acuerdo que ni bien entró la pelota nos levantamos todos, salimos corriendo y nos metimos en la cancha a abrazarlo al 'Uruguayo' (Villagrán), abrazarnos entre todos, no quedaba mucho tiempo, fue una alegría enorme, fue algo muy lindo que nos permitía estar un poco más tranquilos para afrontar el segundo partido".

"La semana previa al segundo partido se entrenó normal, fijando el mismo objetivo que habíamos tenido la semana anterior, con mucha cautela obviamente, Hugo Zerr nos habló del partido, nos habló de lo que se venía, de lo que nos podía llegar a pasar en cuanto a ansiedad, a temor, y demás, que nos alejáramos de todas esas presiones que nos podían llegar a jugar en contra. Concentramos en el hotel que está a la vuelta del Cabildo, una concentración que fue por ahí diferente al resto, se notaba en la cara de todos como estábamos internamente, yo dormí muy poco sabiendo que jugábamos a la mañana y nos teníamos que levantar muy temprano, no podía dejar de pensar lo que tenía que hacer, lo que quería hacer, lo que quería lograr, soñar poder hacer lo mismo que mi abuelo y mi papá, dormí salteado".

"Se dio justo la casualidad que fuera en la cancha en la cual yo inicié mi etapa de futbolista, mi primer prueba como futbolista fue justamente en esa cancha en una práctica de las divisiones inferiores, yo llegaba como el chico nuevo e hice 2 goles en esa práctica, estaba tratando de lograr el objetivo en la misma cancha en la cual me había fijado el objetivo de ser jugador. Ingresamos al vestuario, todos los recuerdos, muchos conocidos, toda la familia, nos cambiamos, yo salí un segundo porque sabía que estaban mi papá y mi abuelo ahí en la puerta de la entrada de los vestuarios, salí a saludarlos, se me entrecorta un poco la voz porque recuerdo a mi abuelo que poco después falleció y saber que estuvo ahí se hace difícil recordarlo. Luego de saludarlos y por lo menos saber en qué parte iban a estar me fui al vestuario, la entrada en calor y la última charla previa la hicimos adentro del vestuario porque queríamos alejarnos de todo lo que fuera el entorno".

"Al salir a la cancha y ver la inmensa cantidad de gente que había de los Andes me puso la piel de gallina, pero me  llenó de coraje, de un montón de cosas que por ahí no se pueden describir, hay que estar en ese momento y sentirlo, busqué por todos lados donde estaba la familia, no la encontré, era demasiada gente".

"Arrancó el partido y ya sabíamos que íbamos a hacer la jugada esa, yo sabía dónde tenía que estar, cada uno tenía que hacer su papel, Barrera alcanza a corregir la trayectoria de la pelota para que no se le vaya, después se la da al 'Gallego' (González) que utiliza toda su maña para poder sacar el centro y yo le gano al jugador que entre ellos estaba el 'Loco' González que siempre después lo cargué porque en la foto cuando yo estoy festejando el gol el está atrás mío, siempre le dije gracias a que yo hice el gol y vos saliste en la foto te contrató Los Andes, fue una linda anécdota esa. Defino con la pierna izquierda, yo soy derecho, pero me llené el pie con la pelota y cuando entró se me nubló todo, se me nubló la cabeza, se me nubló todo, quería abrazarme con toda la gente de Los Andes, con cada uno de los que estaba ahí gritando el gol en la tribuna o en la platea, con mi familia, con mis compañeros, estaba logrando algo que podía terminar bien y que podía ser lo mismo que habían hecho mis antecesores".

"Creo que tuve un partido muy bueno en lo personal, en lo táctico, en lo técnico también, generamos algunas situaciones más, tuve 2 situaciones más, una de cabeza y otra arrancando después de un córner en contra en el segundo tiempo en el cual se me estaba terminando la nafta y tuve que darle la pelota al 'Flaco' Saiz para que termine, en el primer tiempo también luego de recibir una pelota de Arrevillaga y meter un caño le metí una pelota filtrada al 'Flaco' Saiz que define por arriba del arquero y pega en el travesaño, el partido para mí fue muy bueno y cada vez que lo veo me convenzo que estuve a la altura de lo que significaba jugar una final".

"Me tocó salir, Hugo Zerr que no estaba en el banco, creo que había sido expulsado el partido anterior, estaba el 'Profe' Grasperi. Me sacó porque vio que ya no estaba como para seguir y esos minutos, después que ellos convirtieran y estuviéramos todo el segundo tiempo 1 a 1 con situaciones en ambos arcos, con mucho nerviosismo y con muchas ganas que termine hasta que cuando escucho el pitazo final lo primero que se me ocurre es salir gritando hacia la tribuna, es una foto que yo tengo que estoy arrodillado gritando hacia la tribuna mientras todos mis compañeros habían salido al sector opuesto a abrazarse y yo fui el único que salió para ese lado y los fotógrafos vinieron conmigo, me sacaron esa foto".

"Fue todo alegría, llanto, buscar a la familia que no estaba, era una nube que yo tenía en la cabeza y no sabía cómo interpretar donde estaban. La vuelta olímpica, todo emoción, muchas lágrimas de parte de todos. Cometí un error que quizás después con el tiempo me di cuenta, no me saqué una foto con la Copa que nos habían dado, una Copa que por ahí ni sé si era oficial, todos se sacaron menos yo. Yo lo que hice fue regalar mi camiseta, regalar mi pantalón, me sacaron las medias, los botines alcancé a dárselos a un amigo que estaba en la platea y que entre tanto griterío logró pegar un grito que yo identifiqué y entonces me saqué los botines y se los entregué a él, se los regalé".

"La misma alegría en el vestuario, una vez que terminamos todo el festejo salí y abrazarme con toda la familia fue algo que al día de hoy me emociona, me abracé con cada uno, había logrado lo que quería, eso fue muy importante. Recuerdo volverme a mi casa caminando porque yo de la cancha de Lanús vivía a 8 o 9 cuadras, me volví a mi casa con toda la familia abrazados, a dejar las cosas y de ahí nos fuimos para el Gallardón donde íbamos a terminar el festejo. Al llegar al Gallardón era impresionante la cantidad de gente, recuerdo entrar a la cancha y que la gente se arrodillaba para besarme el pie algo que me da mucha alegría, me da mucha emoción, saber que estuvo mi abuelo con mi papá, mi abuelo ya estaba con problemas de salud, mi papá con el tiempo me contaba que cuando estaba mirando el partido mi abuelo le decía el 9 de Los Andes que parecido a Hernán que es, esas cosas me emocionan mucho y la verdad que me da mucho amor haber podido lograr eso, se que la familia está orgullosa, tengo el cuadrito con la foto de los tres en mi casa, el cuadrito con el nombre de la tribuna, ese logro también fue algo que yo creo que si no lo hubiera logrado hubiera sido difícil que llevara el apellido la tribuna. Miles de recuerdos que seguramente algunos me los estoy olvidando en este momento, creo que fue el día más importante en mi carrera como futbolista, más allá de haber tenido otros buenos momentos en el fútbol, creo que haber logrado esto que no muchos lo logran, primero el salir Campeón, yo siempre digo que vos podes estar en el mejor equipo del mundo y por ahí no se te da nunca, no tenes la suerte de estar en el momento justo y así estés en el mejor equipo por ahí pasan años en los cuales no se le da y haber logrado esto que no a todos les pasa es algo realmente muy lindo, especialmente haber logrado lo mismo que mi papá y mi abuelo en el mismo lugar es algo increíble. Se me están cayendo las lágrimas de recordarlo, por todos, por el club, por lo que yo siento por Los Andes, por lo que significa Los Andes en mi familia, yo tengo no solo recuerdos de mi etapa como jugador, de la etapa de mi papá algunas cosas, algunas cosas de mi abuelo, siempre estuvimos ligados y vamos a seguir ligados".

Producción: Jorge Fidalgo.