EL ARBITRO DE CENTRAL CORDOBA-LOS ANDES SERA GERARDO MENDEZ CEDRO EL VIERNES A LAS 22 EN SANTIAGO. TRANSMITIMOS POR FM 105.9 A PARTIR DE LAS 21.
2018-11-08

Bruno Martínez: "Cuando me dieron la
ropa de concentrar fue algo muy lindo"

El "Negro", como le dicen habitualmente a Bruno Martínez, nació en Avellaneda el sábado 26 de julio de 1997. Mide aproximadamente 1,80 metros y pesa cerca de 79 kilos. Llegó a Los Andes a principios del año 2017, vino de All Boys donde  no lo dejaron libre pero decidió irse. Comenzó en la Reserva, al principio no pudo jugar por no estar habilitado, cuando lo habilitaron empezó a jugar. Comenzó jugando como volante central, después jugó un poco de defensor central y terminó jugando de volante central más de marca. Cuando subió a primera división fue como defensor central. Es derecho, aunque se maneja bastante bien con la zurda.

Producción: Jorge Fidalgo

Para el partido con Atlético Rafaela por primera vez concentró Bruno Martínez. En su primera concentración tuvo la posibilidad de integrar el banco de los suplentes. De todo lo vivido, desde que se enteró que concentraba hasta el momento de hacer la entrada en calor, habló con "Fútbol en Mil Rayitas". A continuación un resumen de lo que nos decía.

"Me enteré que concentraba dos días antes (jueves), cuando fue la citación para el partido con Rafaela, la verdad que no me lo esperaba. Me puse muy contento, apenas llegué  a mi casa le conté a mi mamá, a mi papá, se pusieron muy contentos todos. Al otro día fui a entrenar, llegué y me dieron la ropa de concentrar, fue algo muy lindo".

"Estaba con ganas de ir al hotel, estar ahí. Fue muy parecido cuando fui a la pretemporada, llegamos al hotel, merendamos, comimos, a la mañana siguiente la charla técnica, almorzamos y fuimos al estadio. Llegar al estadio, toda la gente ahí, todo muy lindo lo que viví, espero seguir viviéndolo, a seguir trabajando. Después cambiarme, estar en la cancha, ver toda la gente, fue algo increíble".

"No sé si nervioso, si estaba ansioso, desde que empezó el partido el querer que vayan bien las cosas más que nada por el bien de todos. En el segundo tiempo cuando hacia la entrada en calor, cuando uno ya veía que podía haber cambios, ahí puede ser un poco nervioso. En la platea estuvieron mis viejos, mi hermana, amigos que siempre me siguieron a todos lados  donde jugué, estuvieron ahí alentándome. Muy contento".

"Aníbal (Biggeri) no me dijo nada, yo estoy preparado para jugar en cualquier lado, se la idea que tiene Aníbal (Biggeri), se como le gusta jugar. Donde me toque jugar lo voy a tratar de hacer la mejor manera".