CON GOL DE NORIEGA DE PENAL LOS ANDES SE IMPUSO 1 A 0 A TALLERES. POR LA SEXTA FECHA LOS ANDES VISITARA A UAI URQUIZA EN VILLA LYNCH EL LUNES A LAS 15.30 CON ARBITRAJE DE SEBASTIAN ZUNINO.
2019-03-12

Agónico y milagroso empate
logró Los Andes en Jujuy

Trás un largo adicional, Britez Ojeda consiguió el
1 a 1 ante Gimnasia tras malograr un tiro penal

En un infartante final, Los Andes evitó una derrota que lo hubiera dejado casi descendido y con un gol de Britez Ojeda que instantes antes había malogrado un tiro penal logrò empatar 1 a 1 ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy, que se había puesto en ventaja través del ingresado Nicolás Contín. Fue un partido de pobrísimo nivel técnico, con dos equipos que dejaron al desnudo sus muchas limitaciones y salvo los segundos finales del partido, el resto fue monótono e intrascendente.

Por Alberto Rincón (Especial desde Jujuy)

Por como se dió, el empate fue un alivio... y sirvió para prolongar la agonía o para mantener la ilusión, lo que Ud. amigo prefiera. De todos modos, el empate no cambia en nada, por el contrario complica aún más la complicada situación en la tabla de promedios. Claro que perder hubiera significado poco menos que empezar a resignarse, pero aún con el empate milagroso consumado, no podemos dejar de lado el rendimiento del equipo, que no mejora, que sigue navegando en la intrascendencia, lo superan sus propias imprecisiones y limitaciones que no le permiten, por más buenas intenciones que se tengan jugar un poquito mejor y tener mas posibilidades de lograr esos triunfos que tanta falta le hacen.

Uno tiene la obligación de no dejarse llevar por esos instantes tan dramáticos del final del partido y hacer un análisis más completo del partido y entonces debe enumerar nuevamente y lamentablemente las falencias de un equipo al que le puede sobrar entusiasmo y voluntad, pero carece de la capacidad necesaria para jugar de otra manera, y además porqué la situación, por más que se niegue, nubla el pensamiento y la desesperación anula las ideas.

Fue un partido para el olvido. Porque si Los Andes jugó mal, su rival lo hizo peor. Claro que aún siendo dominado, el equipo jujeño fue el único que generó un par de situaciones propicias en el primer tiempo, donde Los Andes tuvo el balón, pero le faltó claridad y contundencia a la hora de arrimarse al arco contrario. Una desatención, en el inicio, provocó un remate apenas desviado de Córdoba y luego un par de apariciones de Callejo, obligaron a una atajada de Requena y el otro fue un cabezazo apenas desviado.

Los Andes tuvo el balón pero no tuvo final,le falto definición. Pereira y Sánchez no aportaron lo suficiente por las bandas , donde Fornari no logró el desequilibrio y Chacana ganó y perdió con su marcador , pero lo que produjo lo terminó mal. Leszczuk como centrodelantero fue un error, porque casi no participó del juego y cuando bajaba para generarlo, no había referente en el área. El habitual trajinar de Turraca en el medio y un Britez Ojeda muy impreciso que no lograba aportar la claridad de otras veces desde el medio.

No mejoró el nivel del juego en el complemento. Gimnasia pareció más decidido en los primeros minutos, pero fue sólo un suspiro. Los Andes logró una tenue mejora con el ingreso de Facundo Silva y timidamente incursionó en el área rival. Silva no pudo llegar a conectar un centro de Fornari y mas tarde, tras cesión de Britez Ojeda, fue el propio Fornari el que remató desviado. Poco después, Quiroga desde buena posición, remató desviado tras centro de Pereira.

Pese a no ser punzante ni preciso, Los Andes había mejorado minimamente su producción, aunque nos dio la impresión que debió haber ido a buscar el triunfo con mayor decisión y temperamento. Pero en un avance aislado del local, una situación confusa tras un tiro libre y finalmente la aparición de Contín para establecer la diferencia.

Entonces, con el resultado y el reloj en contra y con todas sus imperfecciones a cuestas, Los Andes hizo lo que le reclamabamos desde mucho antes. Fue a quemar las naves, lo buscó con insistencia y desesperación, aunque con la misma impotencia e inefectividad de siempre. El juez dio cinco minutos de descuento y cuando se consumía el adicional , la sanción de un penal (la jugada siguió y terminó en gol y no se entiende porque Ranciglio optó por la pena máxima) que ejecutó Britez Ojeda y el arquero De Giorgi desvió arrojándose a su costado izquierdo. Los jujeños reclamaron el final del partido. El árbitro hizo ejecutar el tiro de esquina, hubo un rechazo de la defensa, tomó el balón Fornari afuera del área y envió un nuevo centro que Britez Ojeda, llegando desde atrás y perfectamente habilitado cabeceó al gol.

Empate y milagro... punto que sirve más en lo anímico que en la tabla. Por supuesto, la ilusión se mantiene, pero la realidad indica que lograr la permanencia se hace cada vez más dificil.