DEPORTIVO MORON-LOS ANDES JUGARAN EL SABADO A LAS 13.05 EN EL NUEVO FRANCISCO URBANO CON ARBITRAJE DE PABLO ECHAVARRIA.
2019-04-14

Los Andes volvió a fallar y
quedó al borde del descenso

LA IMAGEN LO DICE TODO .  El desconsuelo de Fabricio lenci, tras perderse un gol increíble que le hubiera dado el empate a Los Andes, que con la derrota quedó al borde del descenso. Foto: Jonathan Rincón.

Entre impotencia y desesperación,
perdió 1 a 0 frente a Chacarita Jrs.

Al igual que en Santiago del Estero, Los Andes tuvo otra decepcionante actuación y al perder en el Gallardón frente a Chacarita Juniors por 1 a 0 quedó prácticamente el borde del descenso. El único gol fue marcado por Juan Cruz González en el primer tiempo, donde el equipo  de Lomas con más amor propio y sacrificio que fútbol intentó   doblegar a su rival. En la parte final, todo fue desorden y desesperación, quedando en evidencia su total impotencia ofensiva. Con este resultado , Morón y Defensores de Belgrano quedaron a salvo  y para no descender es necesario que Quilmes no sume más de una unidad en los dos cotejos que aún debe jugar ( hoy con Brown en Puerto Madryn y en la última fecha ante Olimpo-el otro casi descendido por la zona del Interior-)

Por Alberto Rincón

EL NUEVE NO PUEDE.  Nicolás Alvarez (ex Los Andes) se anticipa a la acción de Lenci y aleja el peligro del área visitante. Foto: Jonathan Rincón.

Esta vez la multitud ( la concurrencia fue menor que contra Temperley, pero igualmente más que importante) se fue triste. Cabizbajos y resignados la mayoría, enojados y agraviantes unos pocos, con la certeza que la pérdida de la categoría es inminente, la gran mayoría, y con una mínima ilusión de salvación, unos pocos optimistas. Es que la derrota frente a Chacarita, dejó a Los Andes en una situación terminal, porque depende ahora de varios resultados. Primero y principal,  Quilmes no debe sumar más de un punto de los seis que le restan disputar  y si ello ocurre,  Los Andes debe ganarle a Depórtivo Morón de visitante en la fecha que resta. Tanto Morón, como Defensores de Belgrano, aún perdiendo los dos partidos, son inalcanzables para el equipo lomense.

Las circunstancias que rodearon al partido ante el Funebrero, hacen que el análisis tome otro matiz, ya que lo primero que hay que tener en cuenta es la carga emocional que acumulaban los futbolistas locales que hicieron desde lo futbolístico y lo físico todo lo que tuvieron a su alcance y en la parte final, sumidos entre la desepración y su propia impotencia, casi no llegaron a inquietar al ordenado equipo rival. Y entonces no puede dejar de mencionarse que desde lo futbolístico, este equipo nunca conformó a lo largo del torneo, mostró grandes falencias y por algo termina último, tanto en el promedio como en la tabla de posiciones. No es el momento de buscar culpables y responsables, pero mucho se debió haber echo mal para terminar de esta manera.

Entonces , a su manera, con lo poco que tiene a su disposición, nada para recriminarle a Los Andes en un primer tiempo donde no debió haberse ido en desventaja, porque intentó por todos los medios vulnerar a su rival y no lo consiguió. Con todas sus limitaciones, que no le permitieron plasmar en el resultado su dominio territorial , porque su falta de poder ofensivo, una vez más, conspiró contra sus aspiraciones. Pero con una entrega digna de aplauso, porque no cejó en su búsqueda, pese a lo infructuosa que se le tornaba.

Para colmo de males, en su primera llegada Chacarita logró la apertura del marcador a través de Juan Cruz González y todo se hizo aún más cuesta arriba. Los Andes fue al frente , con el corazón en sus manos, y aún equivocando el camino tuvo algunas buenas chances para empatarlo. Se reclamó una mano de Robledo en el área, pero el juez tras consultar al línea en vez del penal, cobró a favor de la visita. Bruera salvó milagrosamente su arco ante un cabezazo de Váldez; después desvió un remate de Dimas Morales y sobre el final de la etapa  el luchador Turraca  la tiro por arriba del travesaño.

En el complemento, lo mental jugó en contra de Los Andes. El equipo ya no fue el mismo. El apuro y los nervios hicieron que el equipo cayera en la intrascendencia y permitió  a Chacarita defenderse sin apremios y hasta tener varias chances de aumentar el marcador y liquidar el pleito. De lo poco rescatable hasta el final, el empuje y la vergüenza que trasmitían principalmente Váldez y Adonis Frias desde el fondo y la garra del incansable “Torito” Turraca, ante la ineficacia del resto. La única clara que tuvo para empatar fue a los 37’ cuando Matías González desbordó por derecha, mandó el centro al área y Lenci, prácticamente abajo del arco, la tiro por sobre el travesaño.

Los Andes ni siquiera tuvo resto para apurar en los instantes finales. Dejó escapar quizás, la última posibilidad de seguir con alguna chance de salvación. Ahora todo es muy difícil, está en manos de Quilmes y cuesta mucho creer que el milagro se cumpla…