RENUNCIARON A SUS CARGOS LOS DIRIGENTES PABLO PALADINO Y PEDRO DRAGONE. YA PODES ESCUCHAR EL PROGRAMA DE ANOCHE CON LA PREENCIA DEL DR. VICENTE RUDI.
2020-02-10

Una victoria tan importante como
necesaria  ante Argentino de Quilmes

Tras estar en desventaja, dio vuelta el
resultado con goles de Pereira y Noriega


COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS.  Centro de Galeano y gol de Noriega. Y Así lo festejaron en la Barranca Quilmeña, donde Los Andes regresó a la victoria. Foto de Jonathan Rincón.

Los Andes logró sobreponerse a una tempranera  desventaja y pudo dar vuelta el resultado en la Barranca Quilmeña para derrotar por 2 a 1 a Argentino de Quilmes y recuperar terreno en la tabla de posiciones. Un equipo con numerosos cambios que supo tener el temperamento para afrontar la situación adversa, más allá de seguir evidenciando notables falencias en el aspecto defensivo. Sandoval puso en ventaja al local y luego Pereira y Noriega marcaron para Los Andes que festejo largamente esta victoria.


LOS DOS GOLES Y EL FESTEJO: El cabezazo de Pereira y el zurdazo de Noriega que lo grita con el alma, mientras espera el abrazo de Ibañez y Haberkon. Fotos de Jonathan Rincón

Por Alberto Rincón

Una alineación totalmente diferente que en la previa marcaba varias incertidumbres pero que finalmente le permitió a Los Andes volver al triunfo y a creer en sí mismo ante un entusiasta elenco de Argentino de Quilmes, que sorprendió con un gol tempranero y luego dejó al desnudo sus limitaciones, más allá que también tuvo sus momentos favorables. Fue un partido de alternativas cambiantes donde el equipo lomense terminó imponiendo su mayor jerarquía, la que se vio salpicada por algunas groseras desinteligencias defensivas que bien pudieron costarle mucho más caro.

En el amanecer del partido, tras un lateral por izquierda, Sandoval , con la complicidad de defensores y el arquero, cabeceo de espaldas al arco y el balón  superó a Díaz para meterse junto al travesaño. Error que se se pagó caro y que por unos minutos dejó a Los Andes desorientado. El local aprovechó la situación para seguir lastimando y poco después por muy poco Julián Vivas ( aquel pibe que surgió de Villa Albertina) a punto estuvo de marcar el segundo gol.

De a poco,Los Andes fue tomando el control del partido y el “Mate” comenzó a refugiarse en su campo buscando salir de contragolpe. Empezó a gravitar Galeano por izquierda ( terminó siendo la figura del partido) y un remate suyo inquietó por vez primera a Leguizamón que respondió con acierto. Si bien ,el dominio  “Albirrojo”  era inconsistente y poco profundo, era dominio al fin y en la primera acción gestada con precisión, Pereira combinó con Galeano y fue a buscar el centro al área, también  ayudado por la tardía salida del arquero para conectar de cabeza al gol y establecer la paridad, a todas luces justa.


Después el partido decayó notablemente. Los Andes no buscó con el mismo ahincó y  Argentino de Quilmes ya no tuvo espacios para sorprender del contra. Así y todo, un grosero error de Cardozo casi le permite volver a sacar ventaja. El defensor quiso jugar atrás con su arquero, el pase quedó cortó y Vivas quedó cara a cara con Federico Díaz, quien logró tapar su remate al gol.

Los primeros minutos del complemento fueron lo mejor del local. Barrios empujó desde le medio, apareció un poco Graneros y aunque Sandoval ya no tenía la misma gravitación, pasó a jugarse muy cerca del área visitante. En una buena combinación, otra vez Vivas ( y otra vez por otro error de Cardozo) quedó cara a cara con Federico Díaz, pero cuando se aprestaba a rematar, el defensor logró tapar el envío y desviar el balón al tiro de esquina.

Después del cuarto de hora, esa presión se fue desvaneciendo y Los Andes volvió a tomar el control del juego con Peppino e Ibañez ganando en el medio, Pereira  siendo mas productivo al tirarse por derecha  y Galeano desequilibrando una y otra vez por izquierda, contando con un muy activo Noriega para ir a buscar todo lo que le tiraban. Y a los 23’ un nuevo desborde del “Chapa” Galeano, el centro al área y  la aparición del goleador para pegarle como venía, con la zurda, y marcar el 2 a 1 que de allí hasta el final, Los Andes justificó  con creces.

El local, en desventaja, dejó al desnudo sus muchas limitaciones y sólo apeló al pelotazo como única vía para intentar ir por el empate. Los Andes no debió sufrir hasta el final, como sucedió, pero sus defensores nunca mostraron aplomó y seguridad y fue por eso que el “Mate” llegó a tener algunas posibilidades muy claras para evitar la derrota que Chavez e Irala (los dos que ingresaron) y ya en el descuento Graneros no supieron capitalizar.

Un triunfo tan importante como necesario de cara a lo que viene y que sirve para trabajar con mayor tranquilidad. El técnico sigue buscando un mejor funcionamiento y un equipo titular, que a la luz de los acontecimientos y por la gran cantidad de cambios que introdujo, aún no tiene muy claro. Por supuesto que ganando, todo resulta más sencillo.