BIGGERI ANTICIPO QUE EL SABADO PROXIMO LOS ANDES JUGARA CON CAÑUELAS EN EL GALLARDON. Y SI EL TORNEO NO SE REANUDA EL OTRO FIN DE SEMANA SE CONCRETARIA OTRO AMISTOSO, ESTA VEZ ANTE PLATENSE.

PROXIMA TRANSMISION

AM 1290
RADIO INTERACTIVA


A CONFIRMAR


CRUCERO DEL NORTE
VS
LOS ANDES


Relatos
ALBERTO RINCON

PROXIMO PROGRAMA


RADIO A CONFIRMAR


FEBRERO DE 2017
DIA Y HORA A CONFIRMAR

SEGUINOS EN FB


INTEGRANTES

Dirección:
ALBERTO RINCON

Colaborador Especial:
JORGE FIDALGO

Colaboradores:
DIEGO POLLINA
JUAN PABLO ALZAMENDI
MARCELO CAMPILLO

Fotografía:
JONATHAN RINCON



MARTES 20 DE DICIEMBRE


Con angustia y sufrimiento,
Los Andes  se despidió con
un triunfo ante San Martín


UN GOL QUE VALE TRES PUNTOS. El cabezazo de Francisco Martínez va rumbo a la red. Taborda no logrará intervenir. Con este gol, Los Andes se impuso a San Martín de Tucumán y terminó el año con una alegría ante su gente. Foto: Jonathan Rincón.

Logró la diferencia con gol de Francisco Martínez y
en el final resistió el desordenado asedio tucumano


Los Andes sufrió más de la cuenta para lograr una victoria en su último partido del año. Como viene sucediendo cada vez que juega de local, jugó un buen primer tiempo y le ganaba con justicia a San Martín de Tucumán por el gol convertido por Francisco Martínez.  Pero en el complemento el equipo volvió a perder prestancia, regaló campo y balón y con más entusiasmo que otra cosa los tucumanos estuvieron muy cerca de empatar. Los Andes terminó apremiado y con mucha angustia,  pero finalmente pudo festejar un triunfo muy valioso que lo acerca a la clasificación para la Copa Argentina.

En el amanecer del partido, Emanuel Moreno enfrentó al arquero pero su remate cruzado se irá desviado. Foto: Jonathan Rincón.

Una vez se tenía que dar, aunque si entramos analizar como se dio el partido por ahí el empate era el resultado que mejor reflejaba lo sucedido en el campo de juego. Esta vez, los tres puntos se quedaron en Lomas y el resultado mas que un premi o para Los Andes ( que bueno es remarcarlo, no escatimó esfuerzos para sostener la ventaja cuando el rival lo sometió a un persistente asedio en los minutos finales) fue un gran castigo a la ineficacia, la falta de ideas y contundencia de un equipo  que lució totalmente inoperante en la parte inicial y cuando Cagna metió cambios y reforzó la delantera para buscar el empate, careció de ideas, precisión e inteligencia para lograrlo.

Parecía que Los Andes lo definiría muy rápido, por como empezó el partido. A los 2’ Moreno se perdió el gol rematando increíblemente desviado solo frente al arco y a los 4’ fue  Vombergar el que le ganó a los marcadores, enfrentó al arquero y su remate logró ser desviado por Taborda. La visita hacía agua y tenía muchos desaciertos defensivos. Turraca y Britez Ojeda manejaban el medio campo, Moreno y Nelle , con intermitencias,  generaban  llegadas por las puntas pero ni Bordacahar ni Vombergar estuvieron precisos y punzantes como otras veces.

San Martín avisó con un cabezazo de Briones y un remate de Viturro que conjuro Gagliardo y sobre los 25 hubo un gol anulado al visita por posición adelantada de Lentini quien anotó tras que Gagliardo diera rebote luego de un fuerte remate de Briones.  El partido se tornó muy luchado e impreciso, escasearon las jugadas en las áreas y daba la sensación que la etapa terminaría sin goles. Pero a los 43’ tiro libre de Moreno desde la izquierda, los defensores tucumanos que descuidan las marcas y por atrás ingresó Martínez para meter el frentazo cruzado , hacia abajo, como dicen los libros, y dejar sin chances a Taborda.

Cagna metió delanteros en el complemento. Con Acosta y Victor Rodriguez intento darle mayor presencia ofensivo a su equipo, pero en los primeros minutos todo siguió igual. Los tucumanos seguían sin hallar profundidad en sus intentos y Los Andes, ya mas retrasado en la cancha, resistia sin muchos sobresaltos , especulando con alguna contra para definir el juego. Tuvo Moreno un par de aproximaciones , pero también llego la visita a través de Acosta que fue frustrado primero por Gaglairdo y luego la tiro por arriba del  travesaño.

A medida que pasaban los minutos, aumentaba la presión tucumana mientras Los Andes ya no tenía respuestas y solo apelaba a defenderse ante la imposibilidad de tener el balón y poder hilvanar alguna acción ofensiva. Se feu Bordacahar muy cansado , pero Mendieta poco y nada pudo hacer muy lejos de Vombergar. Ingresó Basualdo  para tener más aire en le medio donde ya Britez Ojeda no era el mismo del comienzo y faltando poco el técnico sacó al exhausto Moreno para hacer ingresar a otro defensor , Rodrigo Ayala, con la clara intención de sostener la diferencia.

Pese a su dominio, San Martín siguió careciendo de argumentos en el área rival y sacando aquel cabezazo desde muy cerca de Lentini que logro tapar Gagliardo , solo iba a generar un par más de ocasiones muy propicias para empatar pero una la desperdició Acosta y la otra la evitó Gagliardo. Lo demás fue todo enjundia, empuje y tozudez donde solo Briones y García , y las permanentes subidas del lateral Catalán, le dieron algo de claridad, que no obstante no alcanzó para arribar a l igualdad.

Ganó Los Andes y es lo que importa. No dejó una gran imagen, es cierto, pero después de cuatro empates consecutivos , la concreción de una victoria es un hecho muy valorable ( más allá de los merecimietnos) porque no sólo le permite terminar el año con una alegría, sino que lo aleja del peligro en la tabla del miedo (lease promedios) y  lo acerca  a la clasificación en la Copa Argentina , la cual la jugarán los primeros 12 al cabo de la primera rueda , a falta de tres fechas, Los Andes a sólo un punto de ese objetivo, aunque bueno es señalarlo son varios los que aspiran a lograr ese mismo objetivo.


Vombergar tiene esta magnífica oportunidad para marcar, pero rematará al cuerpo del arquero. Apenas iban 4 minutos de juego. Foto: Jonathan Rincón.

MIÉRCOLES 14 DE DICIEMBRE


Los Andes guapeó en San Martín y
en la agonía le empató a Chacarita


EL EMPATE TAN BUSCADO. A poco del final, el Chapu Bordacahar saca el derechazo que se convertira en el gol de Los Andes en San Martín. Foto: Jonathan Rincón.

El “Chapu” Bordacahar consiguió el gol para una
merecida igualdad. Oroz marcó para el “Funebrero”


Como un premio a su inclaudicable  búsqueda, sobre el final del partido Los Andes logró plasmar un merecidísimo empate en el dificil reducto de San Martín ante Chacarita Juniors.  El “Funebrero” se había puesto en ventaja en el primer tiempo a través de Nicolás Oroz y en la parte final, el equipo “Albirrojo”  presionó con insistencia hasta arribar a la igualdad a través de su jugador más combativo: Cristian Bordacahar. Mal arbitraje de Luis Alvárez que anuló un gol licito a Ramiro López  y que equivocadamente le mostró tarjeta roja a Guruceaga reviendo luego su fallo. El local  jugó los últimos minutos por con un hombre menos por lesión de Zuñiga cuando ya había agotado la cuota de cambios.  


DECIME QUE COBRO. Ramiro López remata y será gol . No hubo off.side, no hubo mano y nadie vio un empujón que fue lo que el árbitro dijo que cobró. Fue al comenzar el segundo tiempo. Foto: Jonathan Rincón.

Hay empates y empates. Algunos te dejan un sabor agridulce y otros te reconfortan como si fueran victorias. Los Andes sumó su cuarta igualdad consecutiva en un gol,  pero todas fueron concebidas en disímiles circunstancias. En alguna fue injusto que le hayan empatado y en otras fue demasiado premio haber conseguido un punto. Anoche en San Martín, Los Andes logró casi en la agonía del partido un empate que merecía con creces y por el que bregó de manera insistente durante todo el segundo tiempo.  Con sus limitaciones conocidas, con sus imprecisiones a cuestas, pero con una entrega y un sacrificio que disimulan las falencias. Y hasta pudo ganarlo ( y no hubiera estado mal), si hubiera tenido unos minutos mas de tiempo. Por todo eso, la igualdad conseguida en San Martín se disfruta como si el punto en realidad valiera algo más.

Era otra parada difícil y complicada ,jugar ante Chacarita y en San Martín. Aún así, Los Andes salió a jugar de igual a igual ,como acostumbre el equipo de Biggeri y el partido se tornó áspero y muy disputado. Chacarita llevaba la iniciativa, pero Los Andes era más frontal y llegaba con mayor asiduidad al arco de Fernández. Los dos daban la misma sensación de ser más eficaces cuando atacaban que cuando les tocaba defender,ya uqe las equivocaciones se reiteraban tanto en una como en otra defensa.

No obstante ,no hubo mayores situaciones de peligro sobre los arcos , salvún par de apariciones de Vombergar que no pudo definir. El partido había perdido lucidez ( se luchaba mucho, se jugaba poco) cuando sobre la media hora en una jugada  aislada y tras un centro desde la derecha, el balón se desvió en Cabrera, superó la estirada de Gagliardo, pegó en el travesaño y fue a los pies de Nicolás Oroz quien con remate bajo y cruzado abrió el marcador.

Chacarita aprovechó el golpe anímíco y por un rato fue dueño de las acciones. El árbitro Luis Alvarez a los 38’ expulsó a Guruceaga (tenía amarilla) y luego se percató del error porque el que había cometido la infracción había sido Turraca, por lo cual los dos siguieron en la cancha amonestados .Con más fuerza que futbol Los Andes terminó la etapa atacando con todo el empeño de Bordacahar , pero sin hallar calridad ni profundidad en sus intentos.

No llegábamos a los 2’ del complemento tras un tiro libre, la bajó con el pecho Vombergar y Ramiro López marcó el empate, el juez de línea corrió hacia el centro de la cancha ,pero inexplicablemente el árbitro anuló la conquista. Nadie alcanzó a ver un empujón ( según los futbolistas albirrojos, eso fue lo que les dijo el juez) de un hombre visitante en la jugada previa. De todos modos, fue ese el prólogo de lo que sucedería en el partido. Los Andes fue creciendo, con un Britez Ojeda mas participativo y preciso y presionó cada vez con mayor insistencia ante un Chacarita que se fue desdibujando con el correr de los minutos y que resistía los cembates con un muy firme Germán Re en la extrema defensa  y el trajinar incansable de Mellado delante de la línea de cuatro.

Aún sin  la contundencia necesaria, Los Andes comenzó a generar situaciones propicias para empatar. Primero lo perdió Bordacahar; mas tarde falló Moreno y la mas clara la iba a tener Britez Ojeda, que no pudo definir debajo del  arco. Coyette movio el banco pero los tres cambios que realizó no le fueron productivos al equipo local. En cambio, con el ingreso de Mendieta,  Los Andes tuvo más llegada por el sector izquierdo. Faltando 12’ dejó la cancha lesionado el lateral Julio Zuñiga y con un Hombre menos  ( ya había realizado los tres cambios) , Chacarita no tuvo más alternativas que refugiarse en su campo y aguantar el asedio rival.

Sin dudas, a Los Andes le faltaron muchos cosas en ataque para ser más efectivo . Tozudamente el equipo fue a jugar su suerte, con pocas ideas, con escasa claridad, sin demasiada profundidad, pero con un amor propio y una entrega digna de admirar. Y Lo metió a Chacarita contra su arco, lo propoteó ante su gente y así de guapo, ya en la agonía del partido, tuvo su merecido premio cuando el “Chapu” Bordacahar marcó la igualdad y puso justicia en el resultado.

Cuatro empates seguidos, algunos mas que valiosos, otros con sabor a poco y una situación que se mantiene estancada en cuanto a posibilidades, como el equipo que no termina de convencer en cuanto a su juego. Es verdad que derrocha sacrificio, pero no logra regularidad. En un mismo partido pasa del aplauso a la intrascendencia… y por ahora no alcanza para ganar, pero tampoco para sufrirr derrotas…. Por eso sigue empatando.

El balón en primer plano. Corren tras él, Nahuel Menéndez y Emanuel Moreno. Más atrás, observa Vomber-Gol. Foto: Jonathan Rincón.


SÁBADO 10 DE DICIEMBRE


Los Andes no pudo sostener
la ventaja frente a Instituto


Ganaba con gol de Vombergar, sufrió la expulsión
de Martínez y Paulo Rosales empató de tiro penal

 

VOMBER-GOL y su cuota goleadora. El "Alemán" pone la pierna ante la desesperación de los defensores y el arquero cordobés y marca el gol de Los Andes. Foto: J. Rincón.

Los Andes volvió a resignar una nueva posibilidad de sumar de a tres actuando como local al igualar en un gol con Instituto de Córdoba. El equipo lomense marcó una innegable superioridad en la parte inicial donde logró ponerse en ventaja a través de Andrés Vombergar. En el complemento creció el juego de la visita al tiempo que Los Andes perdió prestancia en sus desplazamientos. Así llegó el empate por un penal convertido por Paulo Rosales y la previa expulsión de Francisco Martínez. Pese a quedar en inferioridad numérica y a ser dominado territorialemnte por su rival fue Los Andes el que tuvo las mejores ocasiones para desnivelar el resultado, pero entre el palo y el arquero Garavano lo evitaron  y el reparto de puntos quedó inamovible


Junior Mendieta( jugó un rato y lo hizo bien)escapa a la marca de Andrizzi. Foto: Jonathan Rincón.

.Cada partido es una nueva historia , a veces con idéntico desarrollo, con finales inesperados, con resultados ajustados a lo que ocurrió en el juego o por el contrario, injusto por donde se lo mire. Frente a Instituto, hubo muchas alternativas cambiantes y finalmente puede decirse que el empate en un gol fue lo más justo, aunque por aquello de las oportunidades de gol generadas, seguramente Los Andes haya sacado una luz de ventaja.Pero no siempre las tuvo todas a su favor, incluso se le pudo haber complicado más de la cuenta al quedar con un hombre menos y sin embargo sacó a relucir su temple para no perder la línea y no poner en riesgo la igualdad.

El primer tiempo fue absolutamente de Los Andes, aunque su mejor accionar no se tradujo en tantas situaciones de gol como su dominio lo indicaba. Es que Turraca ganaba en el medio,bien secundado por Britez Ojeda y Moreno era importante incursionando por izquierda, pero faltó contundencia y mayor penetración en el área rival pese a que Vombergar exigió siempre y Bordacahar aportó su empeño aunque sin tanta claridad.

Garavano había intervenido para desviar un disparo de Moreno que tenía destino de red, con lo que empezó a erigirse como figura. Pero poco mas tarde el centro de Martínez que Vombergar bajó en el área, ni Lopez ni Bordacahar la pudieron empujar, intentó rechazar un defensor y ahí apareció nuevamente VOMBER-GOL  para poner el pie y abrir el marcador.

Los Andes siguió controlando el juego ,ante un rival empeñoso pero poco productivo. Algún chispazo de Paulo Rosales o Tonetto que no hallaban eco en los delanteros ya que Magnin y Gotti casi no gravitaron. Recien sobre el final de la etapa tras un centro de Rosales, Mainero remato apenas alto en lo que fue la única llegada de riesgo de la visita en la primera parte.

Delfino trató de darle mayor peso ofensivo a su equipo y al comenzar la parte final puso a Vella y sacó un defensor (Yabale) para pasar a defender con uno menos. Así el equipo cordobés ganó en la posesión del balón pero siguió sin inquietar demasiado a Gagliardo.  Y Los Andes, teniendo menos el control  del partido, siguió inquietando con intentos de Vombergar y Ramiro López. Pero a los 17’ Moreno perdió el balón en el medio y con la defensa mal parada, sobrevino el contragolpe de Instituto, donde Vella recibió en el área eludió a Gagliardo y su disparo tras desviarse en el brazo de Martínez pegó en el travesaño. El árbitro, a instancias del juez de línea cobró la penal máxima y le mostró la tarejta roja a Martínez. Con gran calidad, Paulo Rosales batió a Gagliardo  con remate bajo y débil, que ingresó junto al palo derecho del arquero.

Biggeri hizo entrar a Barreiro para rearmar la defensa pero sacó a Ramiro López y entonces Instituto tenía facilidades para llegar por el otro sector donde Guruceaga quedó muy solo. Más tarde, Biggeri corrigió el error táctico y puso a Nelle en ese sector para sacar de la cancha  a un Bordacahar extenuado. Antes de salir y poco después del empate visitante el “Chapu” pudo volver a desnivelar pero su cabezazo fue devuelto por el poste.

Si Bien Instituto terminó mejor el juego, careció de ideas y precisión para exigir a Gagliardo. Los Andes lo aguantó a pie firme y con Mendieta en la cancha también tuvo alguna que otra chance en los pies de Turraca ( otro gran partido) , de Moreno y finalmente de Barreiro , pero ninguno acertó al arco. En definitiva, un partido de aristas cambiantes, que por momentos contó con el atractivo de dos equipos que pugnaron por la victoria, pero debido  a sus limitaciones debieron conformarse con la igualdad. Y a no dudarlo que esta vez sí, fue el resultado más justo que podía dars
e.

Bordacahar maniobra ante la marca de Pablo De Miranda. Andrizzi y Ramiro López completan la escena. Foto: Jonathan Rincón.


MARTES 06 DE DICIEMBRE


El festejo de Cristian Bordacahar tras conseguir el gol que le dio el empate a Los Andes ante Argentinos Juniors en La Paternal. Foto: Jonathan Rincón .

Argentinos no lo liquidó y
Los Andes se lo empató


Su falta de definición y las atajadas de Gagliardo
posibilitaron el premio al esfuerzo “Albirrojo”


Como una recompensa a su entrega y a su espíritu de lucha, Los Andes logró arrebatarle la alegría a Argentinos Juniors y consiguió un empate en un gol que puede calificarse como muy valioso en un partido que se le presentó muy complicado. El equipo lomense tuvo la virtud de jugar de igual a igual y en los primeros minutos mantuvo la paridad en las acciones y hasta incluso tuvo incursiones ofensivas más punzantes. Un grosero error de Rodrigo Cabrera derivó en un penal que Fydriszewki transformó en gol y todo pareció simplificarse para el equipo local. Argentinos generó numerosas situaciones propicias para aumentar la diferencia y liquidar el pleito, pero su falta de definición a veces y las oportunas intervenciones de Gagliardo en varias ocasiones , hicieron que Los Andes no bajara los brazos, la siguiera peleando y finalmente el “Chapu” Bordacahar pudo cristalizar un empate muy festejado.


Tras un equivocación de la defensa local, Bordacahar tuvo esta gran oportunidad, pero se apresuró al rematar y el arquero Lanzillotta, en dos tiempos, conjuró la situación. Foto: Jonathan Rincón.

Sería odioso comenzar este comentario afirmando que el empate fue un resultado injusto porque Argentinos marcó una clara supremacía ante Los Andes y debió haber sido el ganador. Pero también sería inoportuno no remarcar el gran sacrifició que realizó el equipo lomense para no regresar con las manos vacías desde La Paternal. Es muy cierto que fue superado, en el balance global ,por un rival que pudo haber goleado , pero fue desperdiciando una tras otras las chances que fue generando a lo largo de los 90 minutos. Es muy cierto también que de la misma manera que Argentinos tuvo facilidades para llegar con peligro al arco rival, también mostró flaquezas en su extrema defensa y más de una vez sus propios errores agigantaron las posibilidades de Los Andes.

Era de suponer que no le sería nada sencillo al equipo de Biggeri su presentación en el Diego Maradona. Y sin embargo, Los Andes mantuvo a raya a su rival en el primer tiempo y hasta tuvo las chances mas claras para desnivelar. El partido era atractivo, con mucha dinámica y dos equipos que iban al frente. Rolón y Colman gestaban en el medio y Romero desequilibraba por su punta, aunque Fydriszewki no entraba mucho en juego. Del otro lado, el trajinar de Turraca y las apariciones de Moreno para habilitar al siempre laborioso Bordacahar y al escurridizo Vombergar.

Así, hubo situaciones de gol en ambos arcos. Un remate de Bordacahar, un cabezazo de Maximiliano García ( ¡que cerquita que pasó!...); disparos apenas desvuiados de Romero y Benítez y las primeras atajadas magistrales de Gagliardo. Pero llegó el tonto penal cometido por Rodrigo Cabrera a Javier Cabrera y la desfachatez de Fydriszewki para picarla,desde los doce pasos, y establecer el 1 a 0 ante la desesperaciónde Gagliardo.

Los Andes sintió el impacto. Argentinos, con la ventaja a favor, se adueño de la situación y fue generando jugadas muy claras para estirar la diferencia, pero sino fue por la impericia de sus futbolistas fue por las extraordinarias atajadas de Gagliardo , que el marcador no se movió. El trámite no varió en el segundo tiempo donde el local siguió ejerciendo una clara superioridad , pero en la medida que pasaban los minutos y seguía perdiéndose goles increíbles, se empezaba a vislumbrar la posibilidad de alguna oportunidad para la visita.

Gagliardo con las manos, Gagliardo con las piernas, Gagliardo hasta con la cara para evitar nuevos goles de Argentinos, que encima seguía fallando hasta cuando tenía el arco desguarnecido y Fydriszewki la tiro afuera tras un rebote en un poste (era mas difícil errrlo que hacerlo). Y Los Andes, que no bajaba los brazos sabiendo que las chances seguían intactas, se arrimó primero con un cabezazo de Vombergar; tuvo mayor gravitación con el ingreso de Mendieta por derecha y cuando nadie del local lo imaginaba llegó al empate con un perfecto cabezazo de Bordacahar al capitalizar un cerntro desde la izquierda de Moreno.

Argentinos se desesperó.Fue puro vértigo y empuje, pero ya no tenía las mismas facilidades ni la misma claridad y las pocas veces que llegó con peligro, volvió a fallar en la puntada final. A Los Andes no le quedó mucho resto, porque de la forma en que estaban las cosas, con muy poquito más hasta lo pudo ganar. Son esos partidos que se dan de revés, el rival te domina, te supera, pasa a ganar, pero después no lo define, desperdicia claras chances para liquidar el partido, no logra ampliar la diferencia y lo que parecía ganado, se escapa de las manos. Lo sufrió Los Andes ante Nueva Chicago; ayer fue al revés , el que padeció fue Argentinos y el que se llevó un premio demasiado grande fue Los Andes. ¿ Injusto? , ¿Inmerecido?...en fútbol mandan los resultados y seguramente este empate se festejará mucho más en Lomas de Zamora que en La Paternal… ¿o no?


MIÉRCOLES 30 DE NOVIEMBRE


Los Andes dejó escapar un
triunfo que parecía seguro


Fue mucho más que Nueva Chicago, ganaba con gol de
Vombergar y sobre el final Nequecaur logró el empate


Francisco Martínez intenta conectar un centro en el area de Nueva Chicago. Los Andes fue mucho mas y al final se le escapó la victoria. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes dejó escapar un triunfo que parecía seguro y que merecía largamente por lo hecho en la mayor parte del juego. Fue superior a Nueva Chicago y logró ponerse en ventaja a través del “Alemán” Andrés Vombergar, pero no lo liquidó en los momentos más favorables y en la parte final mermó su producción . Los de Mataderos tuvieron más el balón pero mostraron una ineficacia alarmante y casi no inquietaron a Gagliardo. Pero a poco del final, tras un tiro libre, Luciano Nequecaur logró la inesperada igualdad.


El "Alemán" Vombergar, que volvió a aportar su cuota de gol, lucha con un defensor rival. Turraca observa desde atrás. Foto: Jonathan Rincón.

El futbol es impredecible. Por eso es el deporte más popular. No se esperaba tan poco de Chicago ,ni que fuera tan sencillo para Los Andes como se fue dando el partido. Y cuando más parecía que el triunfo estaba asegurado, como por arte de magia, Nueva Chicago (que no había generado ni por aproximación situaciones propicias) se encontró con el empate y terminó llevándose injustamente un punto de Lomas de Zamora.

Por supuesto que en un torneo como el Nacional B todo es muy relativo y lo que en un rato parece un victoria por goleada, se puede transformar en pocos minutos en derrota contundente. Pero, sin lugar a dudas, Los Andes marcó una clara supremacía sobre su rival, jugó un muy buen primer tiempo, empezó a aflojar después del cuarto de hora el complemento, pero siempre dando la sensación que tenía totalmente controlado a un rival inefectivo e irresoluto, que con el balón en su poder nunca supo como encontrar el camino hacia el arco de Gagliardo.

Aún sin lastimar demasiado, Los Andes fue más desde el principio. La sociedad Britez Ojeda- Turraca para ganar el medio; los encuentros de Guruceaga-Ramiro López para desequilibrar por derecha y las sorpresivs apariciones de Moreno por izquierda, con un Bordacahar siempre activo, a quien se le sumaba la peligrosidad permanente del “Alemán” Vombergar, quien tuvo la primera gran ocasión sobre los 20', que logró conjurar Sanchez.

La apertura del marcador fue producto de la superioridad ejercida por los Andes en todo momento y en toda la cancha, ante un rival con muchas dudas defensivas, imprecisiones al por mayor en el medio y ningún aporte ofensivo porque Gómez y Melo no entraron casi en juego y el grandote Nequecaur era absorbido por la marca de los centrales locales. Era por demás justo que Los Andes pasara a ganar con el tanto de Vomber-Gol al capitalizar un centro de Ramiro López desde la derecha.

El partido siguió igual hasta el final de la etapa, aunque el dominio local no se tradujo en mayores llegadas al área rival, salvo sobre el mismo epílogo cuando por muy poco Moreno no logró plasmar el 2 0 . Chicago, una sombra, alguna que otra acción aislada y viendo siempre de lejos el arco de Gagliardo.

En el complemento Los Andes no fue tan incisivo, ni tan persistente en su dominio. Empezó a ceder terreno y balón a un rival que no sabía como progresar en la cancha y que recién tuvo algo de claridad cuando ingresó a jugar Marcos Aguirre por un “Gomito” que pasó deapercibido. No obstante, Gagliardo seguía teniendo una tarde mas que tranquila y sólo pudo lucirse allá por los 19’ para desviar un buen remate de Aranda. Los Andes, sin Bordacahar en la cancha, perdió presencia ofensiva y resignó aún más las pocas chances que se le presentaban para liquidar el juego de contragolpe.

Mas por obligación que por convicción, Chicago redobló esfuerzos en los minutos finales, pero su dominio era estéril y parecía condenado al fracaso. No aparecían las ideas ni las oportunidades, pero alguna iba a tener. La tuvo a los 39’, pero Paschetta falló en la definición. Hasta que a los 41’ se produjo el tiro libre, y en la jugada con pelota detenida, llegó el centro al área de Aguirre y el toque sutil de Nequecaur para dejar sin chances a Gagliardo y sellar una injusta igualdad.

Poco premio para un Los Andes que ya saboreaba la victoria y un llamado de atención, que puede parecer un castigo, por no haber insistido en liquidar el pleito cuando tuvo todo a su favor y produjo un juego que arrancó el aplauso de su público. Habrá que trabajar para evitar esos bajones en los minutos finales que pueden echar por tierra todo lo bueno que se pueda producir en el comienzo.Algo que muchos llaman “regularidad” y que en el futbol es tan difícil de conseguir.


LUNES 14 DE NOVIEMBRE


El "Chapu" Bordacahar (¿en posición adelantada?) pierde una gran chance de empatar en un gol al rematar por arriba del travesaño. Fue poco después del gol de Renzo Tisuri. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes fue goleado y
humillado en el Gallardón


Juventud Unida le ganaba 4 a 0 y los hinchas
pararon el partido al derribar un alambrado



En defensor Paolo Impini, de muy buena labor, despeja de cabeza y dejasin intervenir a Vombergar y a Moreno. Gran triunfo entrerriano en Lomas. Foto: Jonathan Rincón.

Con simpleza y efectividad Juventud Unida de Gualeguaychú le propinó a Los Andes una humillante goleada 4 a 0 en el mismísimo Eduardo Gallardón que hizo reaparecer los grandes interrogantes  futbolísticos que había  generado el equipo lomense y que permanecían escondidos por los buenos resultados de las últimas fechas. Los entrerrianos pasaron a ganar en el primer tiempo por un gol de Tesuri en una de las escasas situaciones de gol que generaron. Los Andes, sin jugar bien, tuvo mayor cantidad de ocasiones y las desperdició. En el inicio del complemento Nelle primero y Vombergar luego no lograron plasmar la igualdad y poco después, en gran jugada colectiva, Juventud logró el segundo a través de Augusto Max. A partir de allí, el descontrol y la desesperación le jugaron en contra el local que sufrió dos nuevos cachetazos con los tantos de Velázquez y el ingresado Illanes. Cuando Los Andes se debatía entre la impotencia y el bochorno, los hinchas decidieron parar el partido al tirar un sector del alambrado y el juez Pablo Dóvalo lo dio por suspendido cuando sólo restaban 4 minutos de juego y el vergonzoso resultado era irreversible.


Matías Marchesini cubre la arremetida de Cristian Bordacahar. Foto: Jonathan Rincón.

Se dice que en el fútbol, una jugada, un fallo arbitral, una circunstancia fortuita, puede ser determinante para el desarrollo de un partido. Claro que sería muy poco serio y certero querer atribuirle a algunas de estas situaciones una derrota tan vergonzante como la que sufrió Los Andes ante quien, hasta antes del juego, marchaba último en la tabla de posiciones. Pero quizá sirva de atenuante el hecho que todo se le dio de revés al equipo de Biggeri mientras tuvo en alto sus convicciones y el partido fue tal. Luego, cuando llegaron los goles visitantes, la confusión fue total, el desorden, el descontrol, la falta de ideas y la impotencia terminaron de armar un combo explosivo que resultó demasiado castigo para sus hinchas, que no aguantaron el final del partido y generaron los disturbios que desembocaron en la suspensión del mismo.


No es que haya jugado bien, ni mucho menos. Pero en el primer tiempo, con sus dificultades a cuestas ( horrores en defensa, imprecisiones en el medio y  falta de definición en el área rival) Los Andes hizo algo mas que su rival, que dio la sensación de salir a jugar con la intención de llevarse un punto. Y cuando la fortuna no está de tu lado, las pocas que generas, Bordacahar las desaprovechó. En cambio, Juventud  en su primera incursión peligrosa ,escapó Pombo por izquierda ( el árbitro dio ley de ventaja y no sancionó una falta a favor de los entrerrianos) ,enfrentó a Gagliardo que tapó su remate ,pero  el destino quiso que la pelota cayera en los pies del hábil Renzo Tesuri, quien desde cerca  puso el 1 a 0.

Los Andes fue con más ímpetu que ideas. Casi enseguida, Bordacahar (parecía en posición adelantada) definió por sobre el travesaño solo ante el arquero. Juventud aguantó con mucha gente en su campo y los intentos “milrayitas” no tuvieron la claridad suficiente para arribar a un empate que quizás merecía, reiteramos, no por jugar bien sino porque el rival tampoco derrochó virtudes para merecer la ventaja.

En el inicio del complemento volvió a fallar Los Andes un par de veces en la definición. En su primera contra trascendente, Juventud Unida ,con la ayuda de los defensores locales, gestó una gran jugada donde la tocaron varios y finalmente  Augusto Max batió por segunda vez  Gagliardo.

A partir de allí, lo de Los Andes fue deplorable. El desánimo y la resignación parecieron ganar a los jugadores albirrojos que quedaron a merced de un rival tan simple como efectivo. Llegaron otros dos goles ( de Velázquez  y de Illanes), pero pudieron ser mas. La humillación era muy grande y desde las tribunas, la barra local decidió interrumpir el juego al tirar un alambrado. Como no había garantías el árbitro Pablo Dóvalo  suspendió el partido (faltaban 4 minutos y el descuento) y le puso fin al sufrimiento de Los Andes. Luego de conseguir algunos resultados positivos, el equipo de Biggeri volvió a defeccionar y otra vez salen al tapete los interrogantes sobre el real poderío del equipo. Hay diez días por delante para corregir muchas falencias y llegar mejor parado al partido en Jujuy, a sabiendas que otra vez los números de la tabla del miedo nos vuelven a preocupar.


LUNES 07 DE NOVIEMBRE


VOMBER-GOL SE HACE PRESENTE. El "Alemán" Andrés Vombergar marca el gol de Los Andes tras capitalizar el centro de Bordacahar. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes regresó con un
buen punto desde Jaúregui


Se puso en ventaja con gol de Vombergar  y
Flandria logró el empate a través de Riveros


Los Andes rescató un buen punto en su visita a Flandria tras un partido de discreto nivel técnico jugado con un clima de intenso calor. El equipo lomense hizo mejor las cosas en el primer tiempo y logró abrir el marcador a través de Andrés Vombergar, pero el “Canario” logró la igualdad  en los primeros minutos del complemento mediante un  cabezazo de Williams Riveros y lo justificó con el correr del partido. En los minutos finales se tuvo la sensación que ambos se mostraban conformes con la igualdad.

El defensor Gustavo Toranzo rechaza ante la presencia de Nelle. Los Andes se trajo un punto importante desde Jaúregui. Foto: Jonathan Rincón.

Hacía tanto calor que hasta el parrillero llegó tarde… y la hora del comienzo de la transmisión los chorizos estaban crudos. Con 35º de sensación térmica no podía esperarse demasiado. Flandria y Los Andes hicieron un partido apenas discreto, con escaso nivel técnico y pocas situaciones de riesgo. Los Andes se plantó mejor en el primer tiempo , donde llegó a ponerse en ventaja y tuvo otras chances para aumentar. Flandria lo empató muy rápido al comenzar el segundo tiempo y ese envión anímico le permitió inclinar el trámite del juego a su favor , pero siempre careció de agresividad en sus intentos ofensivos.

Imprecisiones, por ambos lados al comienzo. Los Andes ganaba más en el medio por la acción de Turraca y tenía un poquito de mayor claridad por Britez Ojeda, pese a que fallaba mucho en las entregas. Bordacahar no tuvo la actuación de otras veces y Moren ose mostraba más productivo por izquierda que Nelle por derecha.  Pero cuando Los Andes tuvo su primer oportunidad l mandó a guardar. Escapó Moreno por su sector, el sector que nadie capitalizó, Bordacahar llegó por la  punta derechay y la volvió a enviar al área para que VOMBER-GOL , con una aparatosa definición de “Tijera” la pusiera junto al palo derecho de Griffo. Iban 15 minutos y Los Andes pasaba a ganar.

…Y después lo justificó .Porque Flandría se confundía mucho, se diluía en sus propias imperfecciones y solo Melivillo trataba de darle algo de fluidez a su juego. Los Andes controlaba la situación sin demasiado esfuerzo; Gagliardo era un espectador más, y cuando el medio anticipaba se generaban algunas contras interesantes.  Nelle, Moreno y casi sobre el final Martínez tuvieron,en ese orden, ocasiones bastantes claras para aumentar la ventaja por lo que el 1 a 0 era por demás merecido.

Sin embargo, las cosas fueron diferentes en el segundo tiempo. Flandria que no había acertado una sola jugada con pelota detenida en la parte inicial, consiguió por esa vía la igualdad cuando apenas iban 6 minutos. Tiro libre de Ortíz, pelota aérea que capitaliza Williams Riveros ganándole a los defensores y un arquero que no reaccionó y su frentazo terminó en el fondo del arco.

Creció la labor del equipo local, ante un rival que no tuvo la misma dinámica del principio.El ingreso de Sosa le dio mayor presencia ofensiva, pero igual  siguió careciendo de ideas y profundidad en sus incursiones. A Los Andes, en tanto, cada le costaba más superar la línea de medios y encarar alguna acción ofensiva. Así y todo tuvo un par de posibilidades que no pudieron cristalizar Emanuel Morneo y el ingreso Ramiro López. Pese a su mayor dominio, la única vez que Flandria pudo desnivelar fue cerca del final cuando Sosa ingreso al área con muchas chances y cuando salía Gagliardo, llegó justo el pie de Cabrera para desviar su disparo al corner.

En definitiva, ninguna de los dos hizo lo suficiente para ganar y hasta se notó, a medida que pasaban los minutos, cierto grado de conformismo en ambas partes con el reparto de puntos ( algunos cambios dejaron en claro que ambos técnicos prefirieron no arriesgar y conservar el resultado).De todos modos, luego de dos victorias consecutivas, sumar de visitante no deja de ser importante, sobre todo para aquellos que miran más la tabla de abajo que la de arriba
.

...Quizas por el calor, quizar porque no había tanta gente, quiza porque el precio no era tan económico ... vaya uno a saber porque pero cuando terminamos nuestro trabajo todavía quedaban chorizos en la parrilla y entonces sí, pudimos darnos el gusto de saborear los famosos "choripanes" del Carlos V .

El "Chapu" Bordacahar ve frustrado su intento ofensivo ante el anticipo de Camacho. Foto: Jonathan Rincón.


JUEVES 03 DE NOVIEMBRE


Los Andes dio en el “Blanco”
y liquidó a All Boys:  3 a 1


Dos goles de cabeza del “Alemán” Vombergar
y una exquisita definición de Ramiro López

Los Andes reafirmó su levantada al derrotar a All Boys por 3 a 1 , resultado que le permite abandonar el último puesto en la tabla de posiciones. El “Aleman” Andrés Vombergar marcó dos goles de cabeza y el restante fue una magnífica  definición del ingresado Ramiro López. El “Albo” había empatado transitoriamente a través de Guido Dal Casón. En el último tramo del partido se vio lo mejor del equipo “Albirrojo”, que justificó ampliamente su victoria.

Ramiro López, magistralmente habilitado por Vombergar, se apresta a definir por sobre el cuerpo del arquero. Un gran gol para sellar el éxito Milrayitas.
Foto: Jonathan Rincón.


No le fue sencillo al principio, pero Los Andes terminó torciéndole el brazo a All Boys y obtuvo una meritoria y justa victoria por 3 a 1 ante el equipo de Floresta. Fue más preciso y contundente donde el equipo más fallaba, que era en el aspecto ofensivo y aunque mostró algunos desacoples defensivos pudo sacar a flote un partido complicado donde los tres puntos tenían un inmenso valor.

Los Andes se insinuó  más ambicioso en los primeros minutos, donde All Boys tenía dificultades para emparejar el juego. Sin embargo no llegaba con claridad, hasta que sobre el cuarto de hora en su primera incursión seria, Vombergar conectó de cabeza el centro de Guruceaga desde la derecha y abrió el marcador. Parecía que el trámite se le simplificaría el equipo lomense, que contaba con el aporte de Turraca y Britez Ojeda en el medio, las incursiones de Moreno por izquierda y un Bordacahar incontrolable, desnivelando con su búsqueda permanente, siempre bien acompañado por Vombergar.

Pero en el fondo no estaba todo tan bien. Alguna que otra desatención, le dieron chances a un All Boys que no parecía muy peligroso . El aviso fue a los 24’ cuando una media vuelta de Alexis Vega se estrelló en el palo derecho de Gagliardo. Poco después, una acción similar con un final distinto, ya que la definición de Dal Casón terminó dentro del arco local, para establecer el 1 a 1. Así iba a terminar el primer tiempo, más allá de una clara situación que tuvo Bordacahar tras un corner de Moreno, que Salvó Losa en la línea junto a su poste derecho.

Los Andes comenzó a mejorar y tener mayor profundidad en sus intentos en el complemento. Al minuto Nelle tuvo una chance; después fue Bordacahar el que no llegó a conectar  un centro.   Pero de tanto ir permanentemente, el “Chapu” iba a generar otra situación al ganar en el área por izquierda y enviar el centro que Vombergar ( a partir de ahora Vomber-Gol,  para nosotros) nuevamente de cabeza transformó en el segundo gol.

A partir de allí se asentó definitivamente el dominio local, ante un rival que intento ir en busca del la igualdad pero careció de argumentos valederos y ni siquiera los cambios le otorgaron mayores posibilidades. Bordacahar, Britez Ojeda , Vombergar y Ramiro López desperdiciaron nuevas oportunidades de aumentar la diferencia, hasta que a los 36’ en una contra, el “Aleman” puso de manera perfecta el pase al vacío para Ramiro López, quien al llegar al área definió con sutileza con un exquisito toque por sobre el cuerpo de Gastón Losa.  3 a 1 , historia liquidada. El equipo de Biggeri parece ir encontrando el rumbo. Aunque resta mucho por corregir, los progresos son auspiciosos . Ahora es el turno de Flandria, en Jáuregui Los Andes ira por otra victoria. Y nosotros no queremos perdernos sus famosos choripanes .


DOMINGO 30 DE OCTUBRE


SE VIENE EL TERCERO. Bordacahar capitaliza el centro de Martínez yla mete en el area donde saltarán Vombergar y el arquero y Ramiro López tomará el rfebote para sellar el definitivo 3 a 1. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes plasmó una clara
victoria frente a Santamarina


Se impuso por 3 a 1 con goles de
Martínez, Bordacahar y Ramiro López


Los Andes marcó una clara superioridad sobre Ramón Santamarina y lo derrotó de manera inobjetable por 3 a 1 ante escasa cantidad de público en el estadio Eduardo Gallardón. El equipo lomense jugó un muy buen primer tiempo y tuvo varias oportunidades de marcar, por lo que el 2 a 0 con que culminó la etapa por los goles de Martínez y Bordacahar resultó exiguo. En el complemento, mejoró la visita y logró el descuento a través de Aguirre, pero cuando parecía que el partido se complicaba, apareció el ingresado Ramiro López para establecer el 3 a 1 definitivo y liquidar el pleito.


CON EL ALMA. Asi grita el "Chapu" Bordacahar su gol, el segundo de Los Andes ante Ramón Santamarina de Tandil. Foto: Jonathan Rincón.


Pudo haber sido más fácil y casi se termina complicando al punto de estar en riesgo la victoria. Los Andes fue mucho más que Santamarina, desperdició varias posibilidades pero esta vez acertó dos veces y sacó una diferencia que le permitió jugar con más sosiego y tranquilidad. El descuento del equipo de Tandil trajó alguna preocupación e incertidumbre por algunos momentos, pero finalmente Los Andes enderezó el rumbo y terminó ganando sin dificultades.


Aún cuando todavía hay mucho por corregir, el equipo de Biggeri mostró cosas positivas que le permitieron ejerced un claro dominio sobre un adversario debitativo e impreciso. Tras un comienzo deslucido, Los Andes empezó a inquietar al arquero rival. Dos veces Bordacahar tuvo claras ocasiones (una se fue afuera, la otra la tapó el arquero) y hubo un centro demasiado largo para Vombergar que no llegó a conectar por centímetros.

Cuando daba la sensación que nuevamente Los Andes desperdiciaba todo lo que generaba, en un rápido contragolpe llegó el gol de “Pancho” Martínez, tras centro de Vombergar que dio tranquilidad y confianza al equipo local. Más aún cuando, luego de una serie de rebotes Bordacahar estableció el 2 a 0, quedó en claro que había una solo equipo en la cancha. Pudo haber aumentado Nelle, pero lo evitó Papalewo y también Britez Ojeda pero no le entró bien al balón que se fue alto . Los de Tandil sólo se arrimaron sobre el final de la etapa con un disparo de Chávez que conjuró Gagliardo.

De ese buen primer tiempo, quedó el excelente regresó a la titularidad de Martínez , la lucha incansable de siempre de Bordacahar y el manejo de Britez Ojeda que fue muy interesante. Moreno empezó bien, después se fue diluyerndo; Vombergar intentó participar con asiduidad y lo logró y Turraca, pese a no tener su mejor día, acompañó con su entrega.

El segundo tiempo no fue igual, al menos en el primer cuarto de hora. Santamarina salió más decidido , los cambios le dieron mayor profundidad y el juego comenzó a desarrollarse mas cerca del arco de Gagliardo, Los Andes pagó ese quedó con un gol que marcó con perfecto cabezazo el lungo Martín Aguirre.

Fueron unos minutos de desconcierto y dudas, que por suerte se pudieron superar. La visita no fue tan profundo en sus intentos y Los Andes fue recomponiendo su imagen. Claro que la tranquilidad definitiva llegó a los 28’ cuando el ingresado Ramiro López marcó el tercer gol. Fue tras un centro de Martínez que Bordacahar volvió a enviar al área, allí Vombergar saltó junto al arquero y el balón le cayó a Ramiro López para mandarlo al fondo del arco.

Un triunfo muy necesario y valioso, por lo que significa desde lo anímico y también desde lo estadístico, al punto que le permitió (al menos momentáneamente, dejar el último puesto de las posiciones), pero también debe valorarse desde el aspecto de una superación en el plano futbolístico que es lo mas importante de cara a lo que viene. All Boys, Flandria y Juventud Unida, sus próximos tres compromisos, son rivales directos en aquella tabla de la que nadie quiere hablar pero todos tienen presente.


El "Alemán" Vombergar intenta llevarse el balón ante la marca de Fernando Piñero. Los Andes fue mucho mas que Santamarina y ganó con absoluta justicia. Foto: Jonathan Rincón.


LUNES 24 DE OCTUBRE


Los Andes acumuló otra derrota en
Mendoza ante Independiente Rivadavia

Turraca corta el avance del jugador mendocino. Foto: gentileza sitioandino.com.ar

El "Milrayitas" tuvo situaciones, algunas mas por errores del rival que por méritos propios, y fueron desperdiciadas. Cuando el equipo de Lomas de Zamora tuvo un error, a los 33 minutos del primer tiempo, la fue a buscar adentro del arco. El gol nace de una mala salida de Ayala, rechazó corto, luego la jugada individual de Curuchet que terminó con un centro, Cardozo de cabeza anticipó a una defensa dormida para convertir el único gol del partido. En el segundo tiempo Los Andes fue, con mas ganas que fútbol, tuvo sus chances y las volvió a desperdiciar. La "Lepra" hizo el juego que mas le convenía, se aferró a una victoria muy importante y de contra hasta pudo haber aumentado. Sin dudas la historia vuelve a repetirse y el promedio comienza a preocupar cada fecha mas. Ahora se vienen dos partidos de local, Santamarina y All Boys, donde no habrá margen de error y los seis puntos deben quedar si o si en Lomas de Zamora.


OTRO VIAJE… OTRA DERROTA

Cuando no alcanza con el esfuerzo

Por Alberto Rincón
( Envíado especial a Mendoza )


Antes que nada hay que decir que Los Andes no mereció perder en el Gargantini, (escenario donde nunca pudo conseguir un mejor resultado y además jamás marcó siquiera un gol), pero sería muy sencillo y desatinado echarle toda la culpa a la mala fortuna. Cuando se pierde, es porque algo no se hace bien, es porque en algo se falla, es en definitiva porque se tiene menor acierto que el rival, o si se prefiere, mayores desaciertos.
Es bueno recalcar que en los últimos partidos, el equipo que ahora comanda Anibal Biggeri se ha ido superando, ha mejorado en la tenencia y en el control del juego y hasta ayer ha generado mayor cantidad de situaciones de gol, aunque muchas de ellas hayan sido por errores del rival más que por méritos propios. Pero las tuvo, y eso es lo que cuenta.
También es ineludible reiterar que sigue mostrando pronunciadas falencias, que se traducen por momentos en endeblez defensiva, en otros falta de precisión y sustento en la elaboración del juego y principalmente en una carencia que empieza a ser alaramante en el aspecto ofensivo, ya que su falta de definición y peso ofensivo fue el determinante principal de su derrota en Mendoza.
No hace falta perder el tiempo en ponerse a analizar detenidamente a los rivales, casi todos tienen limitaciones similares, son vulnerables por donde se los mire, pero a diferencia de Los Andes en los adversarios siempre aparece la magia, el talento, la habilidad de alguna o de algunas individualidades que terminan inclinando la balanza a su favor.
Sonará repetitivo si decimos que Los Andes no fue menos que los mendocinos, incluso tuvo mayores chances en el primer tiempo y fue dominador ( casi total en los minutos finales) en el complemento. Entonces porqué todo eso no alcanzó, si el esfuerzo de los jugadores “milrayitas” fue supremo hasta el último aliento por evitar la derrota.
Uno tiene el convencimiento que en el futbol, para ganar, no basta con la entrega y el sacrificio, que muchas veces suplen otras virtudes que faltan. Y a Los Andes le puede sobrar actitud, pero anda escaso en aptitudes. Como por ejemplo, para afirmarse en el fondo y no hacer agua cuando un rival con un poco de habilidad se pone a gambetear y desequilibra a toda la defensa. También anda impreciso, inconexo cuando recupera el balón y tiene que generar una acción ofensiva, se diluye muchas veces en el intento, carece de rapidez de pensamiento, para poder sorprender al rival. Entonces se hace difícil llegar a posición de gol, pero en Mendoza esas posibilidades igual las tuvo, algunas por meritos de sus futbolistas, otras por regalos de los defensores rivales, pero lamentablemente todas terminaron desaprovechadas por la impericia en la puntada final.
Dentro de un trámite parejo ,Los Andes había tenido un par de cabezazos de Bordacahar y Britez Ojeda (el primero a las manos de Aracena y el otro se fue desviado)  hasta el momento en que el escurridizo Curuchet ( tuvo a mal traer a Ayala y a quien lo fuera a marcar) hizo una jugada formidable por derecha y su centro atrás fue conectado de cabeza por DIEGO CARDOZO  que la puso junto al palo derecho de Gagliardo.

Los Andes pudo empatar cuando se equivocó el “Negro” Gómez Andrade, aprovechó Linas para ingresar al área pero intento definir el primer palo cuando tenía compañeros mejor ubicados ingresando por el centro del área. Su remate pego en la pierna de Sergio Rodriguez y se fue el balón al tiro de esquina.
A medida que avanzó el segundo tiempo, la presión de Los Andes fue mayor con Turraca y Bordacahar como abanderados del coraje y la entrega, pero  siguió faltando contundencia en el área. Ingresaron Mendieta y Vombergar y tuvieron una muy clara cada uno. Las dos se fueron apenas afuera, cerca del palo derecho de Aracena. Claro que también Independiente aceleró en la contra y tuvo las suyas para liquidar el partido, pero Gagliardo se lo negó a Curuchet y después Nestor Fernandez se lo perdió de manera increible desde muy cerca.
El final fue dramático,infartante y tuvo el dinamismo que no había tenido al principio. Los Andes no debió haberse ido  con las manos vacías,  pero pagó caro su falta de efectividad. Y en la medida que no mejore en la definición, todo esfuerzo será en vano. Aún cuando ese sacrificio alcance para merecer mejor suerte, en el  futbol goles son amores y si no los haces de nada vale lamentarse.


MARTES 18 DE OCTUBRE


Los Andes volvió al triunfo
en una  gran levantada final


Perdía con Boca Unidos y  dio vuelta el score
con goles de Britez Ojeda y Rodrigo Cabrera


DE CABEZA AL TRIUNFO . El frentazo del uruguayo Cabrera se convertirá en el segundo gol de Los Andes ante Boca Unidos de Corrientes. Foto: Jonathan Rincón.


Los Andes debió bregar más de la cuenta para cortar la racha negativa y reencontrarse con el triunfo ( hacía nueve partidos que no ganaba en el Gallardón y seis en el torneo) frente a Boca Unidos de Corrientes, al que superó por 2 a 1 tras estar en desventaja. El equipo lomense  jugó en gran forma los primeros treinta minutos y merecía  ampliamente la ventaja, pero no supo concretar y en el final de la primera etapa, la visita pasó a ganar con gol de Federico Nieto. El partido no fue igual en el complemento, Los Andes  ya no tuvo la misma prestancia en su juego y le costó inquietar al arquero rival. Tras una interrupción de pocos  minutos por subirse algunos hinchas al alambrado, los “Albirrojos” hallaron el camino para revertir la historia y con goles de Britez Ojeda y el uruguayo Rodrigo Cabrera transformaron lo que se encaminaba hacia una derrota en un valioso éxito.


El laborioso Bordacahar encabeza un ataque del "Milrayitas" ayer vestido de negro. Britez Ojeda (semitapado) y Ayala lo acompañan. Foto: Jonathan Rincón.

 

El fútbol tiene estas cosas. Cuando hacés bien los deberes, superás al rival, generás las situaciones de gol y merecés la victoria, de repente pasás a perder y no hay explicación que valga. Más tarde, cuando ya no jugás de la misma manera, cuando chocás con tu propia impotencia, no encontrás los caminos hacia el arco rival y los minutos se van consumiendo inexorablemente, ocurre algo extrafutbolístico  y todo se trastoca. Porque  luego de la suspensión momentanea del partido, Los Andes pudo conseguir lo que a esa altura ya parecía utópico: dar vuelta el resultado y ganar un partido que debió haber liquidado en el primer tiempo, no lo logró por su propia impericia y luego se le había complicado rotundamente.

¡Que bien jugó Los Andes los primeros treinta!... Con Turraca c ortando  en el medio, Britez Ojeda asistiendo, Nelle desequilibrando por derecha y el esforzado trabajo de Bordacahar  yendo a generar juego lejos del área rival. Tuvo el equipo lomense al menos cinco situaciones claras de gol para pasar a ganar el juego, incluyendo aquel remate de Bordacahar que devolvió el poste, Nelle tomó el rebote y su remate se fue apenas alto. Boca Unidos se veía superado, pese al trajinar de hoyos y algunas cosas interesantes de Ramírez y Fabro. Cangele no gravitaba y el peligroso Federico Nieto entraba poco y nada en juego. Pero en la primera que tuvo, a los 42’ tomó el rebote en Gagliardo tras disparoor de Hoyos, llegó antes que el defensor y estableció la injusta diferencia.

Los Andes no fue el mismo en el complemento. Con el resultado en contra , el apuro y la desesperación le jugó en contra. No tuvo la misma precisión y ya no llegó con el mismo peligro. Por el contrario, los correntinos empezaron a manejar mejor el balón, equilibraron el juego y hasta crearon alguna situación para aumentar la ventaja pero la desperdició Mateo Ramírez. Recién a los 28’ tuvo el local una chance para empatar pero Ojeda logró conjurar el remate de Guruceaga. Por entonces,algunos hinchas mostraron su disconformismo y se treparon al alambrado. Después de algunos minutos de interrupción, el juego se reanudó y el ingresado Mendieta (el rato que jugó fue para destacar) realizó una gran maniobra por derecha , ingresó al área y Britez Ojeda culminó la acción con remate bajo que estableció la paridad.

Y todo lo que no plasmó en ese gran comienzo, puso conseguirlo en pocos minutos porque enseguida sobrevino el tiro libre , el centro y el cabezazo del uruguayo Cabrera para volver a batir al estático Ojeda y decretar el triunfo de Los Andes. Claro que después hubo que sufrir, porque pese a su falta de ideas, Boca Unidos se vino con todo a buscar el empate y Dóvalo no tuvo mejor idea que hacer jugar 11 minutos adicionales ( ¿era para tanto?) y en la última jugada Cángele gestó una gran acción en el área, pero el centro atrás no fue aprovechado por Valsangiacomo  que la tiro increíblemente alto. Los Andes volvió a la victoria y fue justo, le costo y sufrió mas de la cuenta, peor tiene un gran valor a la hora de ganar en confianza y tranquilidad, para seguir corrigiendo errores y mejorar el rendimiento.



VIERNES 14 DE OCTUBRE


Los Andes acumuló otra derrota en
Sgo. del Estero ante Central Córdoba

Los Andes no terminó de plasmar la mejoría en su juego exhibido en el primer tiempo y sumó una nueva derrota en Santiago del Estero al caer por 1 a 0 ante Central Córdoba. El equipo lomense jugó de igual a igual en el período inicial donde tuvo las mejores chances para marcar, pero el arquero Calviño en grandes atajadas logró evitar la caída de su valla antes remates de Britez Ojeda y Linas.
El ferroviario fue mucho más ambicioso en el complemento, donde se adueñó del control del juego. Los Andes aguantó el empate, pero ya no pudo lastimar de contragolpe. No obstante su dominio, Central Córdoba no tenía profundidad en sus intentos, hasta que a los 28 minutos, el ingresado Vega, tras habilitación de cabeza de Miranda, le ganó a Walter García y con tiro cruzado batió a Gagliardo.
En los minutos finales, Los Andes buscó con mucho tesón y pocas ideas un empate que estuvo a punto de conseguir, aunque también el local de contra pudo ampliar la diferencia.


SÁBADO 08 DE OCTUBRE


Almagro también hizo
leña del Los Andes caído


En el debut de Biggeri, el equipo lomense volvió

a mostrar una imagen deslucida y perdió 2 a 0


El debut de Anibal Biggeri como técnico de Los Andes fue con otra decepción. El equipo lomense volvió a fracasar en su intento por mejorar su rendimiento futbolístico y terminó perdiendo de manera inobjetable ante el ordenado Almagro de Felipe de la Riva. Un golazo de Gastón Reniero sobre el final del primer tiempo y otra magnífica definición del ingresado Nicolas Ledesma en la parte complementaria sellaron un 2 a 0 lapidario. Los Andes suma cinco fechas sin victorias con un empate y cuatro derrotas.



Britez Ojeda le gana en el salto a Gastón Reniero pero la acción no traerá consecuencias para el arco de Almagro. Foto: Jonathan Rincón.

El público no se equivoca. Se podrá aducir el mal tiempo, la lluvia, que era un viernes de un fin de semana largo, el alto costo de las entradas, la inseguridad de estar fuera de casa en horario nocturno y otras excusas que se puedan esgrimir. Pero sin lugar a dudas, las tribunas casi desiertas del Gallardón son el producto del pobrísimo espectáculo (para decirlo de alguna manera) que ofrece el equipo “Milrayitas” dentro del campo de juego.


Ni siquiera el cambio de entrenador produjo un efecto positivo en un equipo que volvió a dejar al desnudo sus muchas limitaciones, su falta de convicción y su mal momento anímino , al punto que al quedar en desventaja, se desespera, pierde el orden y quedar a merced de un rival ,como el de ayer, que termina luciédnsoe y no precisamente por sus grandes aptutides sino por las ventajas que le otorga Los Andes.

Biggeri intento cambiar desde lo táctico, pero esos cambios no surtieron el efecto esperado porque el equipo no cambio desde lo mental, los nervios no lo dejaron pensar, careció de ideas y de precisión,  se perdió en us propia impotencia y permitió que Almagro, que no tenía demasiadas ambiciones, terminará constituyéndose en el protagonista del juego.

Chato, aburrido, con escasas situaciones de riesgo en las áreas se feu consumiendo el primer tiempo. Algún remate desde lejos de Ramiro López; una magistral tapada de Gagliardo a Reniero y nada mas para destacar hasta que a los 44’ el mismo Reniero ,desde afuera del área, tras sacarse la marca de encima, sacó un derechazo formidable que se clavó en el ángulo superior izquierdo del arco de Gagliardo. En la jugada siguiente entre Linas y Ramiro López  perdieron la oportunidad de empatar en seguida.

Los Andes intento con vergüenza y mucha voluntad, llevarse a Almagro por delante en los primeros minutos del complemento, sobre todo con el aporte de Mendieta recostado por derecha. Tuvo Linas una chance pero su remate se fue apenas desviado. Pero todo duró unsuspiro,porque su levantada no tuvo sustento en el medio y mucho menos gravitación ofensiva. No hhbo individualidades que se pusieran el equipo al hombro y Almagro siguió aprovechando las facilidades que tenía para desequilibrqar por las puntas  (Guruceaga y Ayala muy solos para defender, eran fácilmente superados –Mendieta y Ramirez no aportaron en la marca- y con el ingreso del movedizo Ledesma tuvo el arma mortal para liquidar el pleito. A los 28’ Gagliardo le ahogó el grito de gol, pero 4’ mas tarde se tomó revancha y al ingresar al área por izquierda, sacó un remate por sobre el cuerpo del arquero que estableció el 2 a 0 definitivo.

El público nunca se equivoca. Resignados, muchos optaron por irse antes del pitazo final . Los errores defensivos se reiteraron y Almagro pudo aumentar, pero la historia ya estaba escrita. No hubo silbidos ni gritos agresivos, tampoco-por supuesto-aplausos . la indiferencia del hincha fue total, a tal punto que hasta pasó inadvertida la presencia de Felipe en el banco adversario.El presente empieza a ser preocupante, ojalá el nuevo técnico sepa encontrar la forma de cambiar la deshilachada imagen que hoy muestra Los Andes. Y por el bien de todos, ojalá que ello suceda muy pronto.

Linas y su intento que se irá desviado. El goleador participó poco en el partido. Foto: Jonathan Rincón.


JUEVES 22 DE SEPTIEMBRE


Los Andes sumó una nueva
decepción en Puerto Madryn


No acertó las chances que generó
y perdió 2 a 0 ante Guillermo Brown

Marcos Britez Ojeda intenta recuperar la pelota en uno de los tantos avances que tuvo Guillermo Brown de Puerto Madryn. Fotos: Gentileza Diario El Chubut.

Los Andes sigue sin mejorar y pese a que tuvo sus chances para convertir, no acertó en la puntada final y terminó sumando una nueva frustración al perder con el necesitado Guillermo Brown por 2 a 0. Santiago Giordana y Tobías Figueroa fueron los autores de los goles del equipo local, que al quedar en ventaja logró superar sus temores y terminó ganando con justicia. El equipo lomense mostró la voluntad de siempre y reiteró las falencias que no le permiten alcanzar mejores resultados en las últimas fechas. Al final del partido, Marcelo Barrera afirmó que sino gana de local el próximo partido dejará de ser el técnico del plantel.

Por Alberto Rincón. Enviado especial a Puerto Madryn

No alcanza para ser optimista. Si bien el equipo tuvo mayor cantidad de posibilidades para convertir, su funcionamiento no mejora. Y como los rivales tampoco hacen demasiado, preocupa aún más este momento adverso porque se reiteran desatenciones defensivas, no se percibe un juego atildado y preciso y las situaciones se generan más por presión e insistencia que por jugadas bien elaboradas. Y Guillermo Brown, que venía de tres derrotas consecutivas, que despedía a su entrenador (arregló su desvinculación antes del partido con Los Andes) logró sobreponerse a un inicio dubitativo y al encontrar la ventaja alcanzó la tranquilidad para manejar el partido como mas le convenía.

No siempre poner muchos defensores significa tener una defensa más sólida. Y Los Andes lo sufrió en carne propia porque el grandote Figueroa se las ingenio siempre para ganarle a los tres centrales y convertirse en la figura de su equipo. Con la compañía de Giordana y las permanentes subidas de Strada encontró caminos para hallar el desequilibrio. Los Andes había comenzado como para entusiasmar, con Mendieta muy activo, el aporte de Britez Ojeda y Turraca y la laboriosidad de Bordacahar, sumándose Barreiro permanentemente en acciones ofensivas. Pero todo duró un suspiro, porque rápidamente el local se hizo dueño del balón y empezó a ejercer una leve supremacía.

La lucha era entretenida, las llegadas eran parejas y los dos pudieron pasar a ganar. Los Andes por remates de Bordacahar y Linas y el local por un cabezazo de Giordana que tapó Gagliardo y luego una acción algo rara en el área que terminó con una definición de "Taco" de Figueroa que dio en el travesaño y en la jugada siguiente Tomasini salvó sobre la línea. A los 32', en una jugada de futbol-sala, combinaron Giordana y Figueroa, los defensores miraron y el primero enfrentó a Gagliardo y definió con remate bajo al palo izquierdo del arquero.

Con más fuerza que futbol Los Andes intentó una reacción, pero su búsqueda careció de precisión y cuando sus avances alcanzaron profundidad, se falló en la definición. Así tanto Linas y Bordacahar perdieron sobre el final de la etapa buenas ocasiones para igualar el partido, dejando la sensación que mejorando muy poquito se podría revertir la historia en el complemento.

Sin embargo, Los Andes no logró cambiar su deslucido accionar en la parte final. Porque teniendo la pelota y dominando el partido no pudo tener gran des chances de quebrar la resistencia de Mehring. Y esta táctica de dejarlo hacer es algo que sus rival se van acostumbrando a utilizar, porque no tienen demasiados problemas para resistir y luego buscan definirlo de contragolpe. Sacando el remate de Ayala que cruzó toda el área y que se fue al lado del postre (Bordacahar no pudo empujar al gol), la búsqueda de Los Andes fue infructuosa , sin variantes ni sorpresas y como siempre sin la magía de un distinto (no se le puede pedir tanto a Mendieta).

El super-arquero volvió a aparecer para salvar su arco ante exigencias de Bauman primero y figueroa después. Pero la tercera fue la vencida. Un nuevo centro al area, Bauman la bajó con el pecho esta vez sí, Figueroa ajusticia a Gagliardo con fuerte remate cruzado.

Enseguida casi descuenta Bordacahar y después, nada mas. Los Andes resignado e impotente. Guillermo Brown se agrandó y en los últimos minutos se terminó floreando y con aplausos del poco público que asistió al Raul Conti. Una nueva derrota, poco para rescatar y mucho para corregir, porque esta vez tener mas chances de gol no significó jugar mejor ,ante un rival que venía barranca abajo y que logró un respiro ante un Los Andes que no halla el rumbo , a tal punto que su técnico, Marcelo Barrera, declaró al final del juego que sino gana de local el próximo partido dejará su cargo al frente del plantel.


SÁBADO 17 DE SEPTIEMBRE


Con más empeño que fútbol, Los Andes
apenas rescató un empate ante Brown


No logró mejorar su juego y evitó una nueva
derrota con el gol conseguido por Julián Vivas

CAMINO AL GOL . El disparo de Julián Vivas se convertirá en el empate de Los Andes, cuando ya quedaba poco tiempo para el final. Foto. Jonathan Rincón.

Con más empeño que futbol , Los Andes logró evitar una nueva derrota y repartió puntos con Brown de Adrogué en discreto cotejo jugado ante regular marco de público en el estadio Eduardo Gallardón. Juan Manuel García puso en ventaja al “Tricolor” en el primer tiempo y el juvenil Julián Vivas ( que había ingresado poco antes) logró la igualdad para el equipo lomense que reiteró marcadas deficiencias en su funcionamiento.



CON ALMA Y VIDA. Así grita su primer gol en Los Andes el pibe Julián Vivas, perseguido por el "Alemán" Vombergar. Foto: Jonathan Rincón.

Si no se puede ganar, al menos hay que tratar de no perder . Y Los Andes logró cortar la serie de dos derrotas consecutivas y sumar un punto ante Brown de Adrogué, aunque su actuación volvió a dejar mucho que desear. Los cambios introducidos por el técnico Marcelo Barrera no surtieron el cambio esperado, el equipo adoleció de respuestas futbolísticos y debió apelar a la entrega y al sacrificio para evitar un nuevo traspié. Tampoco fue para destacar lo de Brown, que encontró el gol en una de sus primeras incursiones ofensivas y luego contrarrestó sin mayores sobresaltos los tibios intentos del rival . Tuvo su momento para ampliar la ventaja y liquidar el pleito , pero le faltó decisión , fue demasiado conformista y lo terminó pagando caro.

Imprecisiones, errores, confusión y nada de futbol. Así fueron los primeros minutos del partido donde ninguno lograba ejercer una supremacía clara. Los Andes volvió a abusar del pelotazo y sus intenciones se diluyeron en su propia intrascendencia. Brown, sin tantas obligaciones, dejó correr los minutos y cuando tuvo la oportunidad no la desaprovechó y pasó a ganar. Los Andes siguió sin futbol, con Turraca ganó en movilidad , pero no en claridad en el medio donde Nelle corrió mucho y logró muy poco . Atrás se repitieron las desatenciones , pero la mayor falencia siguió siendo la falta de generación de juego, porque volvió a fallar Ramírez y Emanuel Moreno pasó practicamente desapercibido, por lo que esporádicamente pudo tener presencia en el área rival. A tal punto que recién a los 40’ tuvo Linas una oportunidad, pero se quedó sin ángulo para definir y terminó conjurando el arquero Rios.

Mendieta, que ingresó en el segundo tiempo por el opaco Ramírez, le dio frescura y explosión, con su atrevimiento, al local tratando de desequilibrar por derecha. Pero el equipo siguió sin aparecer. Gagliardo evitó el segundo de Brown al detener un cabezazo a quemarropa de García, tras gran escapada de Olivares, que en la parte final le dio mucho trabajo al pibe Ayala. Mientras la visita se desplazaba con tranquilidad, crecía el nerviosismo y la desesperación de un Los Andes carente por completo de ideas , pero sin bajar los brazos tratando de suplir con fervor y voluntad su falta de claridad y eficacia.

Fue precisamenmte una acción de Mendieta, sobre la media hora, que intentó rematar, hubo un rebote y el balón le cayó justo a Vivas que sacó un fuerte disparo que se metió junto al palo derecho de Rios para establecer la paridad. El partido ganó en intensidad , pero ninguno de los dos tuvo la suficiente capacidad para alcanzar la victoria y entonces el 1 a 1 quedó inamovible. Para Los Andes, un punto con sabor a poco, que se valora porque estuvo muy cerca de una nueva derrota, pero que no aclara incertidumbres porque el equipo, pese a su actitud, sigue sin encontrar una, por lo menos aceptable, línea de juego.

LUNES 12 DE SEPTIEMBRE


Los Andes reiteró falencias  y sufrió
otra inobjetable derrota en Paraná


Perdió 2 a 0 frente a Atlético y
sufrió la expulsión de Guruceaga


Belforte y Ramírez luchan por la posesión del balón. Observan Vercellino y Ayala.Sin ideas ni precisión, Los Andes sumó una nueva frustración en Entre Rios. Foto J. Rincón.

Otra actuación deficiente que desembocó en una nueva y dolorosa derrota sumó Los Andes en la provincia de Entre Rios donde cayó por 2 a 0 ante Atlético Paraná. El equipo lomense sólo logró mantener cierto equilibriuo en su juego hasta quedar en desventaja. Luego reiteró falencias, con indisimulables problemas defensivos y una preocupante ineficacia a la hora de atacar. Pablo Vercellino e Iván Borghello marcaron los goles del ganador. En el segundo tiempo fue expulsado Gastón Guruceaga, en
Los Andes.


Siempre es más fácil comentar un triunfo que una derrota, sobre todo cuando esta es clara y contundente y por ahí, como al fútbol cada cual lo ve desde su propia perspectiva, haya opiniones que no coincidan. Por eso para el técnico el resultado pudo haber sido mentiroso,desde su óptica, para nosotros también, porque desde la nuestra Los Andes pudo haber perdido por cifras aún mayores si es que su rival se proponía seguir lastimando despúes del 2 a 0. El rendimietno del equipo lomense fue una continuidad de lo poco productivo que había sido su rendimeinto  ante Villa Dálmine; con gruesos errores defensivos, sin sustento en el mediocampo, una alarmante falta de ideas a la hora de generar fútbol porque no aparece un conductor natural en el equipo y entonces las buneas intenciones de Linas y el sacrificio de Bordacahar por hilvanar alguna acción ofensiva, caen en la intrascendencia. En  definitiva,  para nosotros, fue una actuación por demás deficiente y  una derrota más que justa,y no precisamente por lo que pudo hacer Atlético Paraná sino por todo lo que no supo hacer Los Andes.

Ritmo, dinamismo, mucho ímpetu y alguna que otra pierna fuerte en el inicio. Los Andes no se dejó avasallar , la lucha fue equilibrada y hasta en algún pasaje se llegó tocando hasta el arco rival. Pero esas buenas intenciones no duraron demasiado. Atlético encontró facilidades para desbordar (sobre todo por la punta de Ayala) y por allí nació la jugada del gol de Vercellino. Y entonces, Los Andes volvió a mostrarse como un equipo impreciso, sin argumentos, sin ideas y sin eficacia. Lencioni manejó los tiempos en el medio; Ekkert desnivelaba cuando y por donde se lo proponía; Vercellino era un dolor de cabeza para los defensores y entonces la ventaja era más que justificada.

Los Andes no reaccionó. La vehemencia de Guruceaga en la marca(terminó expulsado) era una clara evidencia de las dificultades para controlar los avances del local. Los centrales se mostraban dubitativos e imprecisos; Ayala definitivamente padeció durante todo el partido; en el medio todo era lento e impreciso en Britez Ojeda y Nelle; Ramirez perdió cada vez que intentó y la buena voluntad de Ramirto López no encontraba compañía, porque poco era lo que podían hacer Bordacahar y Linas, pese al empeño que pusieron. Entonces, se olvidó la premisa de jugar a un toque y al pie para intentar con pelotazos que nunca fueron productivos.

Es verdad que en el inicio del complemento, el local retrasó sus líneas y cedió  campo y pelota a Los Andes que nunca supo como aprovechar esta situación, al punto que no llegó jamás a inquietar a Bonnin. Para colmo,  tras la roja a Guruceaga, un nuevo descuido y el segundo gol convertido por el ingresado Borghello, terminaron con las pocas aspiraciones que le quedaban al equipo de Lomas por remontar el resultado. Con uno menos, como era lógico suponer, las chances de reacción se redujeron a nada y sólo quedó para remarcar , a los 33’ un disparo que Linas que cruzó toda el área y se terminó yendo desviado. Igual, a esa altura , nos daba la sensación que Atlético regulaba esfuerzos para terminar tocando ante el festejo de su público y no se prodigó por aumentar la diferencia.

Otro duro revés para Los Andes con el agravante que sigue sin aparecer el rendimiento futbolístico que todos pretenden. El desafío, ahora, es poder recuperarse muy pronto, y el viernes ante Brown de Adrogué hay una nueva posibilidad.

DOMINGO 04 DE SEPTIEMBRE


Villa Dálmine sacó provecho
de la ineficacia de Los Andes

El equipo de Barrera no cumplió una
buena actuación y perdió por 1 a 0

El empeñoso Cristian Bordacahar no logra vulnerar la ferrea marca de Ariel Coronel. Los Andes, en pálida actuación, perdió en Lomas con Villa Dálmine. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes no cumplió con las expectativas que había generado, fue un equipo impreciso e  ineficaz,  nunca  acertó los caminos para llegar al arco rival y terminó sufriendo una derrota sin objeciones ante el ordenado Villa Dálmine . El único gol del partido lo marcó Ezequiel Cérica a los 19’ del complemento, cuando la visita ejerció una supremacía en el juego que había sido más equilibrado en la parte inicial.

El uruguayo Cabrera ( de floja labor) despeja ante la amenazadora presencia del goleador Ezequiel Cérica. Observa Ramiro López. Foto. Jonathan Rincón.

Los Andes quedó en deuda con su gente, no logró redondear una actuación aceptable y su primera presentación en el Gallardón terminó con una lamentada derrota.  Tuvo enfrente a un rival ordenado y práctico, pero más allá de las virtudes  de éste, fueron sus propios defectos los que le impidieron conseguir un mejor resultado. Quizás lo más rescatable hayan sido los primeros 25 minutos donde el “Milrayitas” intentó ser protagonista y tuvo el dominio de l situación, pero lejos estuvo de generar accioines de riesgo sobre el arco adversario. El “Violeta” esperó  sus momentos y cuando los tuvo llegó con más peligro. En el complemento se fue desdibujando el andamiaje local  al tiempo que los de Campana se plantaron mejor en la cancha y sacaron una merecida diferencia.

Es cierto que Los Andes quiso e intentó en la primera parte del juego, llevarse por delante  Dálmine. Con Nelle y Britez Ojeda ganando en el medio, las apariciones de Ramírez por izquierda y las combinaciones de ramiro López y Guruceaga (otra vez el mejor) que pasaba al ataque permanentemente.  Pero todo ello no duro demasiado y encima las situaciones de gol generadas fueron escasas porque Bordacahar y Linas, entraron poco y nada en juego. Un remate de Ramirez apenas alto, un centro del “Chapu” que no llegó a conectar Nelle y una buena pared entre Ramirez y Linas que no prosperó fueron lo poco interesante gestado por Los Andes.

Dálmine aguantó ese chubasco y poco a poco fue emparejando, con el trajinar de Falcon en el medio y el talento del “Mudo” Ruiz por derecha. Se fue acercando a Gagliardo ; Recalde y Alonso tuvieron más participación y entonces Cérica comenzó a ser una amenaza constante. Hubo un dsparo de Recalde que se fue muy cerca , una tapada del arquero a Cérica y a los 27’ la jugada más sobresaliente de la etapa cuando el travesaño le negó el gol a Cérica. Los Andes había perdido cohesión en el medio, ya no ganaba el balón con tanta facilidad y sus ataques se fueron espaciando a tal punto que recién en la última jugada de la etapa ilusionó a su público con una estupenda pared entre Linas y Ramírez y este último definió con remate por sobre el arquero que salió desviado.

La parte final fue favorable al “Viola” que ya a los 30”  tuvo una oportunidad en los pies de Cérica que Gagliardo volvió a frustrar.En Los Andes aparecieron las imprecisiones y el desconcierto. Se perdió el control del medio, se equivocaron los caminos y sólo puso voluntad que no alcanzó para disimular la intrascendencia de su juego.  Al mismo tiempo, su rival fue creciendo hasta que Cérica lo plasmó en el marcador. Allí se acentuaron las deficiencias del local que buscó sin ideas, sin contundencia, facilitando la labor defensiva del rival. Sólo un par de aproximaciones con remates desviados de Ramiro López y Ayala, poco , casi nada comoi para pretender arribar al a igualdad. Para colmo, con el ingreso de Vombergar ( casi no la tocó) por un defensor(Maximiliano García), el técnico hizo retrasar a Britez Ojeda con lo que el equipo perdió la poca sustentación que tenía en la zona de gestación.


Así se llegó al final donde Dálmine pudo haber aumentado el marcador en varias ocasiones pero Gagliardo y el egoísmo de Alonso ( quiso definir él cuando tenía sólo a Cérica  un costado y volvió a perder con el arquero) lo impidieron. Luz de alerta para Los Andes que deberá trabajar para corregir varios aspectos de su funcionamiento que le permitan  tener mayores posibilidades de éxito.


LUNES 29 DE AGOSTO


EL MEJOR PERGAMINO FUE LA DEFENSA


Los Andes la guapeó y debutó
con una victoria ante Douglas


Ganó 1 a 0 con un golazo de Matías Linas y jugó más de un
tiempo con diez hombres  por la expulsión de Walter García


IMPRESIONANTE CABEZAZO DE MATIAS LINAS para conseguir el único gol para la victoria de Los Andes en Pergamino cuando se acababa el primer tiempo.
Foto: Jonathan Rincón.


Los Andes comenzó con el pie derecho y logró una valiosa victoria en Pergamino frente a Douglas Haig por 1 a 0 . El único gol fue convertido por Matías Linas ,de cabeza, cuando terminaba el primer tiempo y poco después que el equipo lomense se quedará con un hombre menos por la expulsión de Walter García. En esa etapa el local comenzó mejor, pero los “Albirrojos” emparejaron el juego luego del cuarto de hora y tuvieron sus ocasiones para desnivelar. En el complemento, Los Andes resistió con firmeza la infructuosa búsqueda del “Fogonero”, con una sobria labor defensiva y una vez más, la sobresaliente actuación del arquero Gagliardo.


Matías Linas intenta escapar a la marca de Franco Coria. Foto: Jonathan Rincón.

Ganar de visitante en la jornada inaugural de un campeonato tiene un indiscutido valor. Más allá de las circunstancias que se produjeron y que incidieron en el desarrollo del juego, fue altamente satisfactorio su debut , no sólo por el resultado sino también porque el equipo fue adaptándose alas incidencias que se fueron sucediendo. Quizas no haya sido una gran producción, si hacemos un análisis detallado delos 90 minutos pero en el balance final hubo virtudes que pesaron más que los defectos.

El equipo de Barrera no empezó bien el partido .Le costó agarrar ritmo y adaptarse a la cancha. Douglas fue  más, pero  careció de profundidad en sus intentos. Y de a poco Los Andes lo emparejó. Tras algunas aproximaciones de escaso riesgo por parte del local, Los Andes apareció en el partido y en pocos minutos exigió con peligro a Perafán, incluso hubo un evidente penal  a Walter García sin sanción por parte del árbitro. Pero fue sólo una ráfaga, porque luego el juego se hizo  casi intrascendente y sin jugadas de  peligro sobre las áreas.

Se le complicó el panorama a Los Andes cuando Walter García fue expulsado a instancias de un juez de línea ( observo una patada de la “Tota” a un rival que estaba en el piso) en un frustrado intento ofensivo. Pero antes del cierre de la etapa, un preciso centro de Guruceaga ( muy buen partido) fue conectado maravillosamente por Matías Linas con un cabezazo que dejó sin chances a Perafán.

Era previsible que en la parte final , el local buscaría con insistencia la igualdad y Los Andes  fue cerrando líneas contra su área. El ingreso de un defensor (Ayala) por un delantero (Bordacahar) hizo que  Los Andes resignara gran parte de sus chances ofensivas , se rearmó el cuarteto defensivo (Martínez paso al medio y rindió más que bien) a los que se sumó la colaboración de Britez Ojeda para no dejar resquicio a las ambiciones de Douglas por empatar.

Es verdad que el local no tuvo ideas, manejó el balón y el campo casi a voluntad pero careció  de precisión y contundencia en los metros finales. Pero también es muy cierto que de tanto ir, generó algunas situaciones más que propicias y allí fue cuando apareció en toda su dimensión la jerarquía del “Super-arquero” Maximiliano Gagliardo para mantener su valla invicta y también tuvo la fortuna de dos rechazos providenciales de Guruceaga muy cerca de la línea de gol. Y a poco del final, en un esporádico contragolpe Matías Linas quedó solo ante Perafán pero falló en la definición.

Se podrá hablar de la impericia del rival. De la firmeza de una defensa y un arquero que no tuvieron casi  errores. Que jugando once contra once, la paridad había sido evidente, que aún teniendo menos el balón, Los Andes llegó con mas peligrosidad en ese lapso. Que en inferioridad numérica se vio obligado a retrasarse, pero que debió esforzarse por mantener a raya a su rival porque no supo defenderse con la pelota en su poder . Seguramente  encontraremos más virtudes y mas defectos, pero el resultado quedó sellado a fuego y en el tiempo se recordará la tarde que Los Andes comenzó un campeonato guapeándola en Pergamino para ganarle a Douglas Haig jugando con un hombre menos más de un tiempo.  Y eso es más que suficiente para ser felices hasta que se levante el telón para afrontar un nuevo capítulo de lo que sin dudas será un durísimo certamen.


DOMINGO 19 DE JUNIO


PUDO SER EL SEGUNDO, pero tras la lujosa habilitación de Ramírez (de taco) ,entre el arquero Sánchez y Vivas evitan que el "Polaco" Linas convierta. Fue poco después del gol en contra de Paschetta. Foto: Jonathan Rincón.

COMO DESPEDIDA, LA ALEGRIA DE UN TRIUNFO


Los Andes encontró un gol y luego
resistió la presión de Nueva Chicago


Con una firme labor defensiva, volvió a
ganar en Mataderos después de 30 años

 

Los Andes resistió el improductivo dominio de Nueva Chicago y con un gol fortuito ( el remate de Linas se desvió en Paschetta y se transformó en un gol en contra) logró imponerse en Mataderos donde hacía 30 años que no ganaba. De tal modo, con la conducción de Marcelo Barrera (confirmado como entrenador para el próximo torneo) logró sumar ocho puntos –dos victorias y dos empates- para alcanzar el objetivo de cosechar 30 unidades en el Torneo Transición 2016, que ayer llegó a su fin.


Una incursión ofensiva de Gastón Gurucega, de muy buen partido. Paschetta quedó en el piso y el arquero Sánchez se apresta a intervenir. Foto: Jonathan Rincón.

Esta vez no pretendan que hablemos de merecimientos. Los Andes se encontró con un gol, después dilapidó un par de situaciones muy claras para aumentar la diferencia para terminar resistiendo los desordenados embates de un Nueva Chicago que  pese a su dominio nunca tuvo claridad en el área rival y debió apelar a los remates de media y larga distancia para inquietar a un Gagliardo que tuvo una tarde iluminada.

El primer cuarto de hora fue de lo mejor, con el local imponiendo el ritmo con Fáttori y Giménez mandando en el medio y Melo desequilibrando a Martínez por su sector. Los Andes no hacía pie, fallaba en la contención y Gagliardo debió esmerarse para mantener el cero en su arco ante exigencias de Melo, el interminable “Gomito” Gómez y Giménez, todo esto en apenas siete minutos.Pero en la primera incursión ofensiva, Linas en el área eludió a Juárez y enmvió un centro que se desvió en Paschetta y el balón ingresó mansamente en el arco del sorprendido Sánchez.

SE VIENE EL GOL.Linas se apresta a eludir a Axel Juárez. Su disparo se desviara en Paschetta y se convertirá en el gol del triunfo de Los Andes en Mataderos. Foto: Jonathan Rincón.

Chicago persisitió en su ofensiva, pero aparecieron muchas dudas en su sector defesnivo quye Los Andes no supo aprovechar. Brito se perdió rápidamente el empate, enseguida fue  Linas el que tuvo su chance pero su remate dio en el travesaño y poco después, tras gran jugada entre sañlinas y Ramírez, otra vez Linas quedó en posición de gol pero no pudo definir.

De a poco, Zeballos y Britez Ojeda empezaron a dar más batalla en la zona de gestación, pero Chicago siguió ejerciendo un dominio tan claro como  ineficiente, porque todo lo que comenzaban Fáttori y Giménez ( muy apagado Gomez en su regreso),mas los desbordes de Melo, no encontraba receptor en el área porque Brito era absorbido por la marca de Tomasini y Walter García, en tanto Guruceaga tenía controlada las subidas de Gonzalo García.


Con la misma tónica comenzó el complemento. El local siguió presionando, pero sus intentos no tenían profundidad y Gagliardo siguió atajando todo lo que le tiraban desde afuera del área; hasta hubo una atajada, cuyo rebote dio casualmente en la mano de Tomasini, pero el juez Merlos entendió acertadamente que no hubo intención del defensor de cometer la infracción . Se multipilicó Zeballos en la recuperación y hasta tuvo una oportunidad en una contra que no alcanzó a concretar; siguió en alza el trabajo de Britez Ojeda y a medida que el cansancio se hacía notar, Los Andes aguantó la diferencia a fuerza de sacrificio. Barrera puso a Sosa por Salinas, pero el “Colorado” tuvo una tarde negra y no logró aprovechar una sola de las numerosas posibilidades que tuvo para definir el partido de contragolpe. También metió en el campo al pibe Turraca (su fue extenuado Ramírez, de buena actuación)  que se convirtió en una excelente rueda de auxilio para Martínez en el sector izquierdo y le dio aire al equipo en los minutos finales. Y mientras desperciaba los contragolpes, Gagliardo siguió atajando todo lo que fue al arco. Chicago terminó sumido en su propia impotencia y Los Andes sumó tres puntos muy valiosos para termianr el certamen de la mejor manera. Y como les dije al principio, esta vez no pretendan que hablemos  de merecimientos.


DOMINGO 12 DE JUNIO


LA FOTO ACLARA LA POLEMICA. El arquero Hoyos ya está fuera del área antes de chocar con Linas. El árbitro lo expulsó correctamente y aunque había cobrado penal, luego se retractó y convalidó un tiro libre. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes se despidió de su  público
con un opaco empate ante Instituto


No pudo quebrar el cero ante los cordobeses
que sufrieron la expulsión del arquero Hoyos

En su última presentación como local, Los Andes volvió a fallarle a su público y apenas logró una insulsa igualdad sin goles frente al desvalorizado Institut0 de Córdoba. El partido fue entretenido y tuvo sus mejores atractivos en la primera media hora de juego, donde ambos equipos tuvieron claras ocasiones para marcar. En el complemento decayó notablemente el nivel del juego y las jugadas en las áreas casi no existieron. La gran polémica de la tarde ocurrió sobre los 27’ cuando Linas enfrentó al arquero Hoyos y cayó en el área. El árbitro que en primera instancia había sancionado el penal,  luego terminó cobrando tiro libre afuera del área y determinó la expulsión del arquero, por lo que los cordobeses terminaron el partido con un jugador menos.  


Nicolás Ramírez, de muy buena tarea, encabeza un avance de Los Andes. Mirán Correa, Di Pietro (desde el piso) Scatolaro y Salinas. Foto: Jonathan Rincón.

No fue el mismo Los Andes que vimos en Caballito, Si bien mantuvo sus intenciones de llegar tocando y por abajo, no tuvo la misma precisión ni contundencia.  Se encontró con un rival que defendió con justeza y le peleó el cotejo palmo a palmo. Los dos tuvieron chances claras que no cristalizaron y con el correr de los minutos fueron declinando en sus rendimientos, careciendo ambos de ideas y efectividad.

En el ida y vuelta del comienzo, Instituto avisó primero con un remate apenas desviado de Gotti y un disparo de Correa ( su mejor hombre) que devolvió el poste. Rapidamente respondió Los Andes y una misma jugada lo tuvieron Ramírez (su remate dio en el poste) y Scatolaro que definió con remate apenas alto. Si bien Britez Ojeda y Espínola no tuvieron una tarde acertada, Los Andes fue haciédose dueño de la situación con el trajinar de Scatolaro ( muy impreciso pero con la laboriosidad de siempre) y el desequilibrio que lograban Martínez y principalmente Ramírez por el sector izquierdo. El travesaño le nagó el gol a un cabezazo de Ramírez y tras un ataque de Instituto, en una rápida réplica, escapó Ramírez y su centro fue conectado de cabeza ,pero en forma deficiente, por Linas. Sobre el final de la etapa el que escapó fue Linas y su centro muy poco no pudo ser capiutalizado por Sosa, a pesar de su espectacular vuelo en “palomita”.

Todo lo atractivo que había tenido esa parte inicial, se desdibujó en el complemento. La visita siguió respondiendo con firmeza en el fondo donde Illanes fue muy importante y en el medio Correa mantuvo su nivel. Los Andes no fue el mismo. Se fue desinflando Ramírez, los ingresos de Salinas y Seccafien no cambiaron demasiado el panorama  y sólo Linas inquietaba muy de vez en cuando.  Hasta que llegó la jugada de la gran polémica (aun mirando los videos no se logra determinar con exactitud) en donde el juez primero cobró penal y luego lo cambió por tiro libre ( en la nota gráfica de Jonathan Rincón que ilustra este comentario da la sensación que el árquero ya estaba fuera del área antes de chocar con Linas) que desperdició Britez Ojeda.

Instituto, con uno menos, aguantó la igualdad y Los Andes solo tuvo una oportunidad más a cinco del final , donde tras buena jugada de Linás, el balón fue a poder de Salinas cuyo remate fue justo al lugar donde estaba el arquero Olivera. Todo terminó sin goles ,con la lógica decepción del poco público que asistió al Gallardón, donde Los Andes cerró una magra campaña como local. Queda aún la visita a Mataderos donde, de conseguir un buen resultado, se habrá conseguido o al menos acercado al objetivo planteado al comienzo del torneo.



MARTES 07 DE JUNIO


EL SEGUNDO GOL: Marcelo Scatolaro pasa entre Incorvaia y Alderete y se apresta a definir ante la salida del arquero. Los Andes se reencontró con el buen juego en Caballito y derrotó a Ferro por 2 a 0 . Foto: Jonathan Rincón.

En gran actuación, Los Andes marcó
una clara superioridad sobre Ferro


Después de 53 años, logró ganar en Caballito. Fue
2 a 0 con goles de Sergio Sosa y Marcelo Scatolaro


En una actuación digna de elogio, Los Andes mostró una notable superioridad sobre Ferrocarril Oeste y después de 53 años pudo derrotarlo en Caballito (sólo le había ganado allí una vez) y reencontrarse con la victoria (la primera en el ciclo Barrera).Se impuso por 2 a 0 con goles de Sergio Sosa en el primer tiempo y Marcelo Scatolaro en la parte complementaria , pero la diferencia pudo haber sido más abultada.

LLEGA EL PRIMERO: Linas le gana a Incorvaia y después Sosa empujará al gol. Foto: Jonathan Rincón.

Pareciera que este equipo de Los Andes recuperó la memoria, volvió a jugar como no lo hacía hace tiempo, volvieron a brillar algunas individualidades que pasaban desapercibidas y colectivamente se mostró concentrado, preciso y solidario, con una excelente labor para ejercer presión y recuperar el balón que desconcertó a Ferro. No se puede negar que hubo altibajos, que por momentos se retrasó demasiado y dejó el control del juego a su oponente, que desperdició varias situaciones para estirar la diferencia que en otros partidos se puede pagar caro, pero en líneas generales plasmó una actuación por demás convincente que abre las puertas a la continuidad de un entrenador que, en principio se dijo, llegó nada más que para dirigir los últimos cuatro partidos de este torneo.

Desde el inicio, Los Andes sorprendió con una actitud luchadora y ofensiva. Britez Ojeda era el dueño del mediocampo, Scatolaro volvió a marcar la diferencia con su talento y su despliegue; “Chupete” Espínola no defraudó en su debut desde el primer minuto y Ramírez volvió a mostrarse muy activo y aunque algunos intentos no le salieron, su participación volvió a ser interesante. Llegó el gol de Sosa y por un rato Los Andes controló por completo la situación, aún cuando a los delanteros les costaba entrar en juego, pese a su movilidad.

Ferro fue un cúmulo de imprecisiones. Acentuando su mal momento, cometió errores por doquier, pases sin destino, centros para nadie y el esfuerzo de Vernetti y Alderete que no hallaba eco en sus compañeros. Por entonces la defensa visitante no pasaba mayores aprietos y Gaglairdo recién se lució sobre los 42’ al controlar un fuerte disparo de Vizcarra. Sobre el final de la etapa , como lo hizo durante todo el primer tiempo, Los Andfes presionó en la salida del rival, cedieron el balón hacia atrás a su arquero y allí entre Linas y Sosa lo apuraron, se lo birlaron y era el segundo gol “albirrojo”, pero el árbitro Ceballos ( floja labor) lo anuló a instancias del juez de línea ( ¿ posición adelantada? , humm, cuantas dudas …)

Los Andes siguió siendo más en el complemento, ante el nerviosismo y la desesperación de los hombres locales. Un tiro libre de Walter García se fue apenas alto; un zapatazo de Sosa, dio de lleno en el poste izquierdo de Lopez , pero enseguida volvió a presionar Scatolaro, recuperó el balón, se metió en el área y con gran calidad definió ante la salida del arquero. El 2 a 0 tranquilizó aún más a Los Andes, mientras Ferro se debatía en su propia impotencia.

Ferro fue ciegamente y Los Andes cedió espacios y retrasó sus líneas . Aun así, siempre estaba latente la posibilidad de una contra para ampliar el marcador. A los 16’ Salmerón tuvo el descuento pero entre Gagliardo y Martínez lo evitaron. Ferro buscó sin ideas y a medida que pasaban los minutos fue resignándose. Los Andes tuvo otras dos claras en los pies de Sosa , pero en la primera se apresuró y remató desviado y en la restante, su disparo volvió a pegar en el mismo palo izquierdo y sólo por eso Los Andes además de los tres puntos no se trajo una mayor diferencia en el score final.

Ramírez, de buen desempeño, intenta ganarle el balón a Rodrigo Izco. Foto: J. Rincón.


VIERNES 03 DE JUNIO


EL MEJOR DE TODOS:  Matías Linas en sensacional jugada personal marca el segundo gol de Los Andes.Zamponi lo sufre desde el piso y Kletnicki no logrará tapar .
Foto: Jonathan Rincón

TRES GOLES DE LINAS NO ALCANZARON PARA GANAR

Fue un Los Andes distinto pero
con las mismas desventuras


Dos veces estuvo ganando y no pudo sostener
el resultado. Terminó 3 a 3 con Villa Dálmine


EL PRIMERO . El "Polaco" le gana al paraguayo Angel Alonso y conecta el centro de Ramírez para establecer el 1 a 1 . Foto: Jonathan Rincón.

Si bien cambió mucho su imagen con relación a las últimas presentaciones, en el debut de Marcelo Barrera como director técnico Los Andes no logró sostener en dos oportunidades un resultado favorable y terminó igualando en tres goles ante Villa Dálmine en un entretenido partido, donde se generaron muchos espacios y hubo  poco marca, lo que redundó en bien del espectáculo.
frio,viento y lluvia , tribunas desiertas (se jugó a puertas cerradas) y encima un gol en contra en la primera jugada del partido. Sin embargo, Los Andes se repuso, emparejó el juego y  logró la paridad en el primer tiempo. En el complemento estaba para cualquiera, los dos tuvieron sus oportunidades y pese a estar dos veces arriba en el marcador Los Andes no logró sostenerlo, como certificando que aunque hubo una mejoría en el juego, con el nuevo técnico no se acabaron las desventuras.
En la primera jugada del partido Mauricio Alonso le ganó a los defensores y con remate cruzado quebró la resistencia de Gagliardo. Pese a la desventaja, pronto se noto que Los Andes jugaba distinto, trataba de cuidar el balón y de llegar tocando, pese a sus conocidas imprecisiones. Basualdo  era el referente en el mediocmapo, donde Britez Ojeda y Scatolaro alternaban buenas y malas; mucho más activo y productivo Ramírez y un Linas desequilirante más allá de la poca gravitación de Sosa. Una rapida escapada de Ramírez por izquierda terminó con el gol del empate del “Polaco” y sobre el final de la etapa lo tuvo Sosa,(otra buena acción de Ramírez) pero falló en la definición.
Dálmine dio la sensación de tener más la posesión del balón, con Renso Perez y Mauricio Alonso como abanderados, pero tampoco fue muy profundo en sus intentos y el empate parcial estaba bien.
El complemento fue  más atractivo aún, porque los dos llegaron y las situaciones de gol se fueron sucediendo en ambas áreas. Martínez con furibundo remate, exigió a Kletnicki; Cérica,desde muy cerca, la tiró afuera; Gagliardo salvó su arco poco después desviando con los pies un disparo a quemarropa de Alonso. Y en el ida y vuelta volvió a aparecer Linas para generar una sensacional jugada individual, fue gambetendo rivales, ingresó al área por izquierda y cuando se imponía el centro atrás (esperaban Sosa y Ramírez) , definió con precisión al primer palo de Kletnicki logrando un verdadero golazo.
Sin embargo, la alegría le duró muy poco a Los Andes porque tres minutos después otra vez apareció Mauricio Alonso para culminar una gran jugada  de Pérez por derecha y  poner el 2 a 2. Los dos siguieron pugnando por la victoria. Kletnicki se quedó con un cabezazo de Linas; hubo un gol anulado a Villa Dálmine por posición adelantada y a los 41 tras un centro pasado de Guruceaga  (hizo un muy buen partido),capitalizó el ingresado Moreno, su remate pegó en el poste y el rebote lo tomó el infalible Linas para marcar su tercer gol y el tercero de Los Andes.
Faltaban 4 minutos, más que suficientes para que el “Violeta”, lo empatara  nuevamente. Tiro libre al área y el cabezazo de Fydriszewski   poniendo el balón lejos del alcance de Gagliardo.
Pudo ser victoria , también se pudo haber perdido. Lo importante es que el equipo tuvo una reacción positiva con el nuevo técnico, más allá de desatenciones, imprecisiones y errores tácticos que costará corregir. Quedó el intento de buscar jugar y no abusar del pelotazo, y aunque le llegaron con cierta facilidad ,el equipo también lastimó en el área rival donde Linás marcó el desequilibrio. Una carta abierta a la esperanza …  ¿Podrá Los Andes con Barrera lo que no pudo con Felipe?


SE VIENE EL TERCERO. El remate deEmanuel Moreno pegará en el poste y Linas llegará para marcar el tercer gol. Faltaba muy poco ,pero Dálmine lo volvió a empatar. Foto: Jonathan Rincón.


DOMINGO 29 DE MAYO


Los Andes abrió las puertas a
la ilusión de los santiagueños

En otra  decepcionante actuación perdió con
Central Córdoba que se aferra a la permanencia



 

Los Andes acentuó su mal momento futbolístico con una nueva derrota, esta vez ante el comprometido Central Córdoba de Santiago del Estero, que se impuso en el Gallardón (abierto para todo el público) por 1  a 0, con gol conseguido por Martín Minadevino de tiro libre a los 13 minutos del segundo tiempo. Las numerosas variantes en la alineación (algunas obligadas, otras dispuestas por el entrenador) no dieron el resultado esperado, ya que Los Andes lució como un equipo inexpresivo y carente de ideas y permitió que un rival de limitados recursos se alzara con una justa como importante victoria. Pese a los intentos de Scatolaro y Seccafien, el equipo local no  tuvo presteza en su juego, Ramírez fue ingravitante por completo y Salinas poco pudo hacer en soledad ante una defensa un tanto rústica pero expeditiva.Los santiagueños controlaban mejor el mediocampo donde Unyicio y Zapata eran mas que Britez Ojeda y Basualdo, pero las buneas intenciones de Minadevino no hallaban eco en sus compañeros de ofensiva. Asi y todo , fue la visita la que generó las pocas chances de gol en la parte inicial encontrando buenas respuestas del arquero Gagliardo. En la parte final no cambió demasiado el trámite de juego , pero la ventaja lograda por el ferroviario obligó a Los Andes a adelantar sus líneas, aunque nunca tuvo claridad en su búsqueda. El ingreso de Linas le dio mayor presencia ofensiva, pero su falta ideas hizo que lo suyo se resumiera a tirar pelotazos intrascendentes. Un par de rebotes tras centros al área fueron lo único que avivó la ilusión del hincha “Milrayitas”, que pagó el doble por ver otra frustrante actuación del equipo y soportó estoicamente el viento, el frio y la lluvia, que se sintieron más ante tal decepción.Como hace una semana en San Luis, otro equipo muy amenazado por el descenso, terminó sumando valiosos puntos a expensas de un Los Andes que parece sin rumbo, desorientado y sin motivaciones. Por suerte, muy pronto, tendrá revancha cuando el miércoles próximo juegue el partido pendiente ante Villa Dálmine. Se van agotando las opciones y de no reaccionar a tiempo, lo que venía siendo una campaña más que aceptable pueda terminar siendo mas que preocupante.


LUNES 23 DE MAYO


Los Andes fue una sombra y cayó
sin atenuantes frente a Juventud

 

Cometiendo errores en todas sus líneas perdió 3 a 1 en San Luis

El "mudo" Pablo Ruiz cubre la peota ante la marca del "pepe" Basualdo.

 

En otra flojísima actuación, Los Andes sumó una nueva frustración al caer derrotado por 3 a 1 ante el necesitado Juventud Unida Universitario de San Luis. Salvo en los primeros minutos, donde el equipo lómense pareció controlar con mayor efectividad el juego, lo suyo se fue desdibujando y no hall{o respuestas ante el entusiasmo y la voluntad de un rival muy limitado pero acuciado por el fantasma del descenso. El gol de Marcelo Cardozo cuando apenas iban 10 minutos de partido dejó al desnudo la impotencia de Los Andes que no logró reaccionar y solo tuvo una oportunidad de empatar cuando un cabezazo de Salinas rebotó en el travesaño. Juventud con mucho ímpetu y entrega comenzó a  justificar la diferencia, Córdoba y Ruiz tuvieron chances de ampliar el marcador y también  hubo un gol anulado al local por posición adelantada de Córdoba que toco el balón impulsado por Cabrera  que iba al fondo del arco. Pedro la mas clara la tuvo Matias Sanchez tras recibir de Córdoba y fallar el remate final. Los Andes fue un cúmulo de desaciertos, en el fondo los centrales cometieron muchas fallas, no hubo sustento en el medio pese al esfuerzo de Zeballos y ni Scatolaro ni Moreno pudieron generar acciones positivas por lo que Salinas quedo muy aislado y Sosa desperdició  todo lo que llegó.
Pese a los ingresos de Saccafien y Linas, Los Andes siguió sin mejorar y ni lograba acercarse al arco de Perafán.  A los 3’ Gagliardo le tapó un remate al gol a Córdoba que tuvo revancha poco después al capitalizar un centro desde la izquierda de Aguirre y con estupendo frentazo estableció el 2 a 0.
La victoria del equipo puntano era tan cómoda como merecida, pero a los 28’ casi sin proponérselo y en una jugada con mucho de fortuna, Linas ganó en el área pero el balón se le fue lejos, no pudo rechazar un defensor y Sosa apareció para tocar al gol.
Entonces sobrevinieron  las dudas, los nervios y el miedo escénico de un Juventud que sabía que no ganar podía significar quedar al borde del descenso. Más que por méritos propios, aunque con Britez Ojeda y Seccafien pudo presionar con mayor insistencia, porque el local era una montaña de imprecisiones, Los Andes hasta se arrimó al empate cuando Salinas no pudo conectar un centro y todo el estadio enmudecía. Pero la tranquilidad llegó en el minuto final para Juventud cuando uno de sus mejores hombres, Juan Aguirre aprovecho otra desatención de los centrales, enfrentó a Gagliardo y marcó el 3 a 1 definitivo.
En síntesis, otro desempeño deficiente del equipo de Felipe, que parece no encontrar la motivación necesaria para sumar nuevas unidades. Perdió de manera inobjetable ante un rival de escasos recursos pero que se jugaba mucho y entregó todo. Fallas en el fondo que antes no sucedían, sin sustento de juego en el medio y absoluta carencia de peso ofensivo. Sin dudas, mucho para corregir y mejorar, si se pretende volver a la senda del éxito.


LUNES 09 DE MAYO


Salinas ya dejó atrás a De León y se apresta a rematar al gol. Será el segundo de Los Andes que volvió a la victoria en Gualeguaychú. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes volvió a la victoria tras
un intenso cotejo en Gualeguaychú


Se impuso 3 a 1 a Juventud Unida con
goles de Tomasini, Salinas y Linas.


Gabriel Tomasini y su alegría tras conquistar el primer gol "Albirrojo". Martínez y Sosa llegan para compartir el festejo. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes se reencontró con la victoria al superar por 3 a 1 en reñido cotejo a Juventud Unida en Gualeguaychú, dejando atrás una serie de tres derrotas consecutivas. A poco del comienzo. Gabriel Tomasini, de cabeza, abrió el marcador para los “Albirrojos”, empató rapidamente el local a través de Alfredo Ramírez y en el segundo tiempo Rodrigo Salinas y el ingresado Matías Linas le dieron la victoria definitiva al equipo lomense. El partido tuvo un ritmo infernal en los primeros 20’ , donde se produjeron las acciones más atractivas de la tarde, con dos equipos buscando permanentemente el arco rival. Apenas iban 4’ cuando Tomasini, conectó de cabeza un tiro de esquina de Guruceaga y puso en ventaja a Los Andes. Juventud fue al frente con gran decisión y logró la igualdad pocos minutos mas tarde con una buena jugada planificada tras un tiro libre. El ritmo no decayó y los dos tuvieron nuevas chances; Salinas lo perdió para Los Andes y Lenci ( tuvo una muy mala tarde) empezó a perder las suyas ante Gagliardo.Con el correr del tiempo, Juventud fue asumiendo la iniciativa apoyado en el buen trabajo de Barrado y Ramírez, Curuchet y Ada intentaban desequilibrar por las puntas, pero Lenci siguió fallando en el area, donde los centrales visitantes tenían muchas dudas. Los Andes oponía una férrea resistencia con Zeballos y Turraca (buen desempeño), pero Scatolaro y Moreno no eran gravitantes y Salinas debía debatirse muy solo arriba, ante la escasa participación de Sosa. En el comienzo del complemento, otra vez Lenci perdió una magnífica oportunidad rematando debil a las manos de Gagliardo y sobre los 8’una larga habilitación de Turraca, permitió a Salinas amagar anter la salida del arquero y definir con remate cruzado ante el estéril intento de un defensor por cubrir el arco. El local multiplicó esfuerzos por el empate, pero estuvo impreciso y no tuvo profundidad en sus intentos, al punto que lo más claro fue un cabezazo de Ramírez que logró tapar Gagliardo. Los Andes supo defenderse cuidando más el balón y en el final tuvo espacios para el contragolpe hasta que el ingresado Linas sobre la hora estableció el 3 a 1 definitivo. Un triunfo laborioso, que costó conseguirlo y por eso se disfruta con mayor intensidad. Ahora, habrá que revalidar esta levantada al recibir a Villa Dálmine el próximo fin de semana en el Gallardón.


Matías Linas asegura la victoria. Sobre la hora, bate por tercera vez a Lucas De León. Foto: Jonathan Rincón.


SÁBADO 30 DE ABRIL


La gran chance para empatar tuvo Los Andfes en los pies de Rodrigo Salinas pero su remate, ante la salida del arquero Emanuel Bilbao, se irá por arriba del travesaño. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes, sumido en sus propios
errores, sumó una nueva derrota


Brown de Madryn lo aprovechó y logró una
merecida victoria por 3 a 1 en el Gallardón


Nicolás Ramírez intenta escapar a la marca de Claudio Mosca. Otra decepcionante actuación de Los Andes. Foto: Jonathan Rincón.

Otro duro revés sufrió Los Andes ( cuatro derrotas en las últimas cinco presentaciones) al caer en el Gallardón por 3 a 1 frente a Guillermo Brown de Puerto Madryn. El equipo lomense cometió graves errores que le costaron muy caro y terminó cayendo en el desorden y la confusión ante un rival muy entusiasta que aprovechó las facilidades que tuvo para convertir y terminí ganando con absoluta justicia. El partido era de tono discreto y nada hacía prevér que la visita iba a sacar dos goles de ventaja antes de la media hora de juego . Los Andes intentó erigirse en protagonista , pero equivocó los caminos, fue muy impreciso y careció de ideas , por lo que el juego se desarrollaba sin demasiados atractivos. Un grosero error defensivo le permitió a Mateo Acosta poner en ventaja al equipo sureño y poco después , tras un buen centro de Mauro Fernández, apareció Leonardo Marinucci para anticipar a Martínez y con espléndido cabezazo establecer el 2 a 0 . con escasa actitud y menos futbol Los Andes fue por el descuentoi pero cuando tuvo las chances, primero Moreno y uego Salinas las desperdiciaron.
Con el ingreso de Seccafien y Sosa dio la sensación que el equipoera otro y el rápido descuento logrado por Seccafiend abrió las puertas a la ilusión. Con más ganas que otra cosa, Los Andes fue en busca de la igualdad y se generó una lucha mucho más intensa y atractiva, porque en su búsqueda ofensiva se desprotegía atrás y quedaba a merced del contragolpe visitante. Sosa en un arco, Fernández en el otro tuvieron chances claras. Hubo gol anulado por “orsay” a Tomasini y sobre la media hora la más clara para el empate en los pies de Salinas, que tiro por arriba del travesaño ante la salida del arquero. Poco después otra gran acción de Fernández y el ingresado Rauhafer selló el resultado y liquidó el pleito. Los Andes fue con vergüenza y ceguera , mientras Gagliardo con un par de magistrales tapadas evitó la caída fuera por un resultado mayor. Sin dudas, el equipo de Felipe perdió la brújula, no tiene la solidez defensiva ni la eficacia que supo conseguir para lograr resultados positivos y el hecho de haber perdido los últimos tres prtidos que jugó en el Gallardón son motivos para alarmarse. Es necesario recuperar urgente el funcionamiento de un equipo que llegó a ilusionar y ahora sólo logra decepcionar al hincha “Milrayitas” .



SÁBADO 23 DE ABRIL


Scatolaro intenta filtrarse entre Sbrun y Mellado. Pálida imagen dejó Los Andes en San martín donde fue claramente superado por Chacarita. Foto: Jonathan Rincón .

Chacarita fue muy superior a
Los Andes y se impuso 3 a 0


Despues del gol de penal de Coniglio, el equipo
lomense fue una sombra y cayó sin atenuantes

 

Damián Manso cubre el balón ante el apremio de Luis Zeballos. Foto: Jonathan Rincón.


Jugando uno de los peores partidos del campeonato, Los Andes sufrió una dura derrota en San Martín al caer por 3 a 0 frente al ascendente Chacarita Juniors. Los goles fueron marcados por Fernando Coniglio de tiro penal, Nicolás Oroz y Jonathan Menéndez y la victoria pudo haber sido más holgada El partido comenzó con un ritmo intenso y se hizo muy luchado. Chacarita. manejaba las acciones, pero Los Andes lo podía controlar y tenía sus oportunidades cuando pasaba al ataque. Con el marcador en blanco, fue la visita el que generó las mejores chances, pero todo se trastocó a partir del penal cometido por Barreiro a Menéndez (un claro empujón en el área) que Coniglio transformó en gol. Los Andes tuvo  el empate poco después pero Salinas no logró definir y la cancha comenzó a inclinarse a favor del elenco “Funebrero”  que manejaba el partido con Mellado y Rivero y lograba permanentes desequilibros con Casa y principalmente Menéndez por las puntas. Los Andes se descontroló y Chacarita plasmó esa superioridad en el marcador con un nuevo gol, ahora a través de Nicolás Oroz, claro que antes y después pudo haber marcado nuevas conquistas  pero Coniglio y Casa fallaron en la puntada final. El ingreso de Britez Ojeda por el lesionado Basualdo  poco y nada aportó al equipo “Milrayitas” que en la parte final decidió jugar con sólo tres defensores ( salió Barreiro e ingresó Ramírez) tratando de buscar mayor gravitación ofensiva. Por el contrario, Chacarita siguió siendo el dueño absoluto del partido  y las ocasiones para aumentar se fueron sucediendo.  Coniligo y Menéndez eran imparables, pero siempre terminaban mal la jugada. Hubo un gol anulado a Linas por posición adelantada ( ¿fue orsay? ) , pero la superioridad en el juego del local era abrumadora y no extraño entonces que llegara un nuevo gol, esta vez sí se dio el gusto Menéndez al definir con gran calidad ante la salida de Gagliardo tras desbordar por izquierda.
El resto estuvo de más. Los Andes deambuló en su propia impotencia (salvó algunos esporádicos intentos de Ramírez que no se concretaron) y Chacarita tuvo tiempo para florearse ante su público y redondear una tarde magnífica. Ni el tiro del final le salió a Los Andes, ya que Salinas sobre la hora pudo descontar pero su remate cruzado se fue rozando el poste izquierdo de Fernández.
Una actuación deficiente, de las más flojas en el torneo, pero es ahora cuando el equipo debe sacar a relucir la actitud , el temple y el temperamento para encauzar la situación y luchar por hallar una rápida rehabilitación.   De lo contrario, todo lo bueno logrado hasta ahora puede empezar a opacarse . Ojalá que ello no suceda.


Con toda la fuerza, luchan Salinas y Sbrun por la posesión del balón. Muy pobre actuación de Los Andes en San Martín. Foto: Jonathan Rincón.


LUNES 18 DE ABRIL



Las manos de Martín Rios para asegurar el balón , custodiado por Victor Soto cuando llegaba Salinas para cabecear.Foto: Jonathan Rincón.

En intensa lucha, un tiro libre dejó
a Los Andes con las manos vacías


Cristian Chávez, por esa vía, marcó el
gol de la victoria de Brown de Adrogué


El tiro libre de Cristian Chávez va en busca de la red. Superará el gran salto de Salinas y la estirada de Gagliardo. Así ganó Brown en Lomas. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes volvió a perder en el Gallardón, ahora 1 a 0 ante Brown de Adrogué por un tiro libre de polémica sanción (el árbitro Pedro Argañaraz marcó una falta de Tomasini luego que el jugador Alejandro Quintana siguiera la acción y rematara apenas desviado) que Cristian Chávez (el mejor de la cancha) transformó en gol cuando sólo restaban cinco minutos para el epílogo de un partido que tuvo mucha intensidad pero escasa precisión y un bajo vuelo futbolístico. Los Andes manejó la situación en el primer tiempo, pero sus intentos carecieron de profundidad , mientras que la visita supo ser más punzante cuando tuvo el control del balón. Recién en los diez minutos finales de esa etapa, Los Andes fue más exigente e incisivo y generó algunas situaciones propicias, la más clara desperdiciada por Marcelo Scatolaro ( el que aportó mayor claridad al local), al rematar apenas alto.
En el complemento, la lluvia y el intenso viento fueron dos aditamentos que agregaron emotividad a la lucha, que se hizo muy equilibrada . En el ida y vuelta, ninguno encontró la suficiente efectividad para pasar a ganar . Brown se quedó con uno menos por expulsión de Victor Soto, pero Los Andes no lo aprovechó porque rapidamente el ingresado Enrique Seccafien vio dos veces la tarjeta amarilla y también se fue a los vestuarios. Estaba para cualquiera , pero el empate era lo más justo. Sin embargo , a los 40’ el árbitro marcó el citado tiro libre en la puerta del área que Chávez ejecutó con precisión por sobre la barrera batiendo la resistencia de Gagliardo. Quedaba muy poco, pero Los Andes fue un torbellino en busca de la igualdad y tuvo dos chances para lograrlo pero a los 42’ Linas falló en el remate final y ya en el tercer minuto de descuento, un zapatazo de Martínez se desvió en el defensor Bocchino y se estrelló en el travesaño . Sin dudas, la igualdad era el resultado más acorde, los dos pusieron garra y temperamento y al final, un tiro libre que no debió ser sancionado marcó la diferencia. Gran campaña del Tricolor que ahora cuarto en las posiciones y Los Andes se quedó mascullando bronca porque dejó escapar otra posibilidad de acercarse a la vanguardia.


LUNES 11 DE ABRIL


Lomas volvió a festejar en Floresta después de 16 años. Walter García, desde los doce pasos, bate a Gastón Losa y sella el triunfo albirrojo. Foto: Jonathan Rincón.

 

VOLVIO A GANAR DESPUES DE 16 AÑOS


Triunfazo histórico de
Los Andes en Floresta


Con uno menos ( expulsado Nasif ) sacó
pecho ante All Boys y se impuso por 2 a 1

 

Los Andes sacó pecho en Floresta y aún jugando en inferioridad numérica logró una resonante victoria ante All Boys por 2 a 1 que el permitió quedar sólo en el tercer puesto de las posiciones. Un golazo de Rodrigo Salinas a los 31’ del primer tiempo le dio la ventaja al equipo lomense, igualó el local a los 4’ del complemento con un penal convertido por Germán Lessman y sancionado por falta dudosa de Nasif sobre Milano y sobre los 36’ Walter García, también desde los doce pasos selló la victoria albirroja, que sufrió la expulsión de Facundo Nasif por doble amarilla.





Rodrigo Salinas volvió a convertir un golazo desde afuera del área y así lo festeja . Fue el primer gol de Los Andes en Floresta. Foto: Jonathan Rincón.

 

Los Andes cantó victoria en Floresta después de 16 años ( te acordás hermano, de aquel equipo de Ginarte que nos llevó a Primera) y volvió a acomodarse en una situación expectante en la tabla de posiciones. Aquella vez  por los goles de Pieters y un tal Felipe (Desagastizabal); ahora por la tozudez de un técnico que tambien se llama Felipe ( De la Riva) y que  decidió que su equipo, a pesar de quedar en inferioridad numérica siguiera jugando de igual a igual apostando a todo o nada para finalmente quedarse con el premio mayor: los tres puntos.

Cancha difícil desde siempre; rival complicado . No obstante, Los Andes impuso su personalidad y fue patrón del juego en los primeros minutos cuando tuvo un par de oportunidades en los pies de Moreno y Linás para pasar a ganar. All Boys, sorprendido y desorientado sólo oponía el buen manejo de Juan Manuel Vázquez y el trajinar de Fernández en el medio , pero no lograba equilibrar. Losa volvió a lucirse al desviar un tiro libre de Moreno, pero quedó revolcado y vencido en el piso sobre los 31’ tras un formidable remate de Salinas que le daba al “milrayitas” una merecida ventaja.

All Boys, herido, redobló esfuerzos y fue por el empate. El poste derecho de Gagliardo devolvió un cabezazo de Corulo; el arquero frustró más tarde un intento de Juan Manuel Vázquez   y sobre el final de la etapa Milano cabeceo increíblemente desviado , muy cerca del arco. La presión de All Boys continuó en el comienzo del complemento y muy rápido encontró el empate con la ayuda del árbitro Diego Ceballos. Centro de Grana, Nasif se elevó para rechazar de cabeza, le ganó a Milano que cayó el piso y el juez entendió que hubo falta. Remató el goleador Lessman y por poco no la desvía Gagliardo que se tiró hacia la derecha, pero no alcanzó a evitar el gol.


Con la igualdad, aflojó la presión del “Albo”; Los Andes volvió a equilibrar y con el ingreso de Seccafien, tuvo más control del juego. Volvió a crecer Scatolaro que perdió una oportunidad al rematar alto sobre el cuarto de hora y a los 20’ la falta de Nasif sobre el ingresado Salas, que le valió al segunda amarilla ( la primera fue por el penal ) y Los Andes se quedó con uno menos. Era previsible que el técnico optará por rearmar la defensa, en cambio prefirió seguir con tres en el fondo y mandó al equipo al frente, por lo que se generó una lucha muy emotiva, pese a que ambos tenían dificultades para llegar con claridad.

All Boys equivocó los caminos y no supo hallar la forma de vulnerar a Gagliardo , que igualmente se lució ante un par de remates que pedían red. Los Andes siguió luchando y exponiéndose , pero tras una buena combinación entre Seccafien y Scatolaro, Linás recibió la habilitación y cuando se aprestaba a enfrentar al arquero fue tomado desde atrás por Maximiliano Martínez ( ¿dónde fue la falta? ¿adentro o fuera del área? ¿a alguien de los que lee esta página le puede interesar ello?) y Ceballos marcó el penal . Walter garcía desde los doce pasos no perdonó a Losa y Los Andes comenzó a dar forma  a un triunfo para el recuerdo.

All Boys presionó en los minutos finales pero su ceguera ofensiva fue total. Y Los Andes aguantó cada embate con el pecho erguido y el corazón en la mano , para reivindicarse tras la caída ante Talleres y volver a escalar posiciones. Un victoria tan importante como laboriosa , que cobra más valor porque se edificó cuando mas adverso era el panorama y gracias a que su técnico (¿el defensivo De la Riva?) optó por jugarse a todo o nada cuando lo más lógico hubiera sido tratar de cuidar el empate.




Rodrigo Salinas inicia un avance, perseguido por Hernán Grana. Más atrás observan Scatolaro y el árbitro Ceballos. Gran victoria de Los Andes sobre All Boys. Foto: Jonathan Rincón.

 


LUNES 04 DE ABRIL


Sobre el final, Talleres quebró
la resistencia de Los Andes


Demostró porque es el líder marcando una
clara superioridad sobre el equipo lomense


El "Polaco" Matías Alejo Linas estira su pierna derecha para conectar el centro de Ramírez y establecer el transitorio empate de Los Andes. Foto: Jonathan Rincón.

Recién en los instantes finales Talleres de Córdoba logró plasmar en el resultado su mejor accionar para derrotar a Los Andes por 2 a 1 y mantenerse firme en la vanguardia de las posiciones. El equipo cordobés marcó su superioridad  y tras un primer tiempo muy intenso y atractivo, se adueño por completo del partido en la etapa complementaria. Wilfredo Olivera puso en ventaja a la visita a los 35’ del primer tiempo, pero   muy rápidamente, sobre los 40’ Matías Linas marcó la igualdad para el “Milrayitas” . Talleres fue amplio dominador del juego en el segundo tiempo y tuvo varias situaciones para desnivelar, pero recién a los 43’ merced a una estupenda acción individual de Nazareno Solis pudo concretar la victoria. Pese a que nunca pudo hacerse fuerte en la zona de gestación, el equipo lomense dio una dura batalla en la primer etapa, jugó de igual a igual  y hasta generó las situaciones más claras que Linas no pudo cristalizar. Cuando Talleres tuvo la suya , Olivera   la aprovechó, pero la ventaja le duró poco porque enseguida Linas conectó un centro de Ramírez y estableció la nueva paridad. En la parte final todo fue del “Tallarín” que siguió buscando la victoria ante un rival que sólo atinaba a resistir y aguantar el resultado. El imparable Solis tuvo tres claras situaciones ( en una de ellas su propio compañero Reynoso se le adelantó y falló en la definición) y  Gagliardo tambien le negó el gol a Strahman en gran atajada . Los Andes sólo se arrimó con un remate desde lejos de Moreno y los cambios no mejoraron su rendimiento . Talleres siguió buscando sin demasiada prefundidad ,pero cuando parecía que el empate estaba sellado,Nezareno Solis en una extraordinaria acción individual logró el gol para una justa victoria cordobesa.
En el final, tristes y repudiables episodios se registraron en las tribunas del Gallardón donde algunos hinchas (socios con cuota al día, sin dudas) insultaron al cuerpo técnico y a los dirigentes (tambien  a nosotros, los periodistas) e incluso llegaron a dirimir diferencias a los golpes. Todo muy lamentable .


Wilfredo Olivera,autor del primer gol de Talleres, frena el intento de Matías Linas.Foto: Jonathan Rincón.


MARTES 29 DE MARZO


Ya partió el furibundo zurdazo de Rodrigo Salinas que se transformará en el gol de la valiosa victoria de Los Andes en Tandil ante Ramón Santamarina. Foto: Jony Rincón.

Gran triunfo
de Los Andes
en Tandil


Un Zapatazo de Salinas y las manos de
Gagliardo fueron claves para la victoria

 

La gran atajada de Maximiliano Gagliardo para rechazar el tiro penal ejecutado por Milton Zárate a poco del final del partido. Foto: Jonathan Rincón

Los Andes obtuvo un valioso triunfo en Tandil al superar por 1 a 0 a Ramón Santamarina en el estadio Municipal que el permite acercarse a los puestos de vanguardia. En un partido intenso pero de bajo relieve futbolístico, logró la diferencia a través de un “zapatazo” de Rodrigo Salinas desde afuera del área, cuando se cumplía el primer cuarto de hora de juego. El local buscó con insistencia pero sin ideas la igualdad y pese a ejercer un claro dominio de la situación en la parte complementaria casi nunca puso en aprietos al seguro Gagliardo, que coronó su actuación atajándole un tiro penal a Milton Zarate cuando restaban apenas 5’ para el final del cotejo. El guardavallas dio rebote  y el balón quedó a merced de tres hombres locales (el propio Zárate, Fredes y Ludueña) que en su afán de convertir se terminaron molestando y finalmente desperdiciaron la chance. Si bien Santamarina era quien tenía la iniciativa en el comienzo del partido, Los Andes se insinuaba más punzantes con algunas corridas de Ramírez . Hubo un empujón en el área de Barreiro sobre Luján,(el jugador más desequilibrante del local) que el árbitro no sancionó y poco después llegó el golazo de Salinas que puso en ventaja a la visita. Santamarina fue muy impreciso e inefectivo en la búsqueda del empate y hubo otra acción en la que se volvió a reclamar otro penal cuando un remate de Zárate pego providencialmente en el cuerpo de Tomasini. Sobre el final de la etapa se produjo la expulsión del técnico Coleoni por reiteración de reclamos y en el complemento el conjutno de Tandil  ejerció un dominio estéril que Los Andes resisitió con firmeza al punto que Gagliardo no pasó sobresaltos. Hasta que llegó la sanción del penal tras un despeje de Tomasini que levantó su pierna al rechazar y golpeo  la espalda del delantero que llegaba en una jugada que dejó muchísimas dudas. Un triunfo  muy importante, más alla que el equipo no reitero anteriores rendimientos, después de pasar a ganar, perdió el control del balón, se retrasó demasiado y se olvidó del contragolpe, quizas confiando demasiado en su fortaleza defensiva. Ahora, a esperar a Talleres de Córdoba e ilusionarse con la gran posibilidad de acercarse a la punta .

 


LUNES 21 DE MARZO


Pese a generar numerosas jugadas de riesgo, Los Andes sólo pudo llegar al gol a través de un tiro penal. Walter García la tocó a la izquierda de Scapparoni que eligió ir para el otro lado. Foto. Jonathan Rincón.

Los Andes fue mucho más que los
mendocinos pero sólo ganó 1 a 0


Desperdició innumerables situaciones en el primer
tiempo y recién en el complemento logró la diferencia

a través de un penal convertido por Walter García

 

Una de las muchas que tuvo Matías Linas en sus piues, pero no logrará converitr ante el achique desesperado de Scapparoni. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes fue muy superior a Independietne Rivadavia y pese a generar numerosas situaciones favorables recién pudo lograr la diferencia a través de un tiro penal convertido por Walter García y sancionado por una mano cometida por el ingresado Gastón González. La victoria por 1 a 0 fue absolutamente merecida y el resultado exiguo, más allá que en la parte final el equipo de “Felipao” decreció bastante en su rendimiento. De todos modos, en el primer tiempo Los Andes fue el dueño absoluto del partido y creó numerosas situaciones de gol que por falta de precisión no logró concretar. Con el sobrio trabajo de Scatolaro y el despliegue incesante de de Moreno Los Andes marcó una clara supremacía. Ramírez ,muy participativo, también  fue factor de desequilibrio, pero tanto Salinas como Linas fallaron siempre en la puntada final.Hubo dos goles anulados ( por posiciones adelantada) y el dubitativo Scapparoni vio como su valla se salvaba en repetidas ocasiones por la falta de punteria de Linas ( varias veces), Salinas (otras tantas),Moreno, Barreiro Ramirez y hasta  un cabezazo de Walter Garcia apenas desviado.  En el complemento lo volvió a perder Linas en el comienzo y luego llegó el penal que le puso justicia al resultado. Los mendocinos intentaron una tibia reacción, pero nunca tuvieron consistencia en sus incursiones ofensivas, Los Andes se llamó a sosiego, ya no fue el mismo, retrasó sus lineas y casi no atacó, pero Gagliardo no pasó mayores sobresaltos a tal punto que no contabilizamos una sola llegada clara de la visita . Un triunfo inobjetable de Los Andes que sirve para reafirmar pretensiones y viajar a Tandil con la mayor confianza.


DOMINGO 06 DE MARZO


TUVO TODO PARA GANAR Y CASI LO PIERDE


A Los Andes se le escapó el
triunfo en los minutos finales


Ganaba merecidamente, pero reaccionó Douglas
que logró la igualdad y casi se lleva la victoria

 

Emanuel Moreno (ayer el mejor de Los Andes) comienza el festejo de su gol. Sosa, Salinas y más atrás Ramirez corren a saludarlo.Foto. Jonathan Rincón.

Los Andes no supo cerrar un partido que le era favorable, no aprovechó las ocasiones que generó para ampliar la diferencia en el resultado  y lo terminó pagando muy caro en el final donde Douglas Haig logró el empate y  estuvo cerca de irse victorioso. El equipo lomense mantuvo una clara supremacía en el primer tiempo, donde dominó las acciones pero no fue punzante en sus incursiones ofensivas. De todos modos pasó a ganar por el gol de Emanuel Moreno (la figura  del equipo) a los 33’ y en el final de la etapa increíblemente Salinas desperdició una gran ocasión para marcar el segundo gol. En la parte final,  los de Pergamino  comenzaron a aparecer en el partido y fueron mas incisivos , sobre todo desde el momento en que Sebastián Grazzini ingresó a la cancha. Se armó una lucha más dinámica y atractiva porque los dos se prodigaron en función ofensiva. Si bien el poste , ante remate de Bazán, salvó a Los Andes de la igualdad, también es cierto que el local contó con varias situaciones propicias para liquidar el partido, la más clara cuando Linas sólo ante el arquero la tiró afuera. Gagliardo tuvo mayores exigencias y se lució en varias oportunidades para evitar la caída de su valla .  Douglas pasó a dominar y sobre el final logró plasmar el empate cuando Caballuci ingresando por izquierda batió a Gagliardo con remate cruzado. Y ya en tiempo adicional , otra vez el poste volvió a salvar a Los Andes de la derrota, al devolver un preciso remate de Grazzini. En definitiva, un primer tiempo donde el “Milrayitas” marcó su supremacía y no sacó más ventaja en la red por su falta de definición. En la parte final, emparejó el rival, se adueño de la tenencia del balón, los dos tuvieron ocasiones de marcar , pero el que acertó sobre el final fue Douglas Haig. Y haciendo un balance, debe decirse que el empate estuvo bien, por más que Los Andes se halla quedado mascullando bronca por haber dejado escapar un triunfo que parecía tener en sus manos.

Santiago Gallucci Otero intenta llevarse el balón ante la marca de Maximiliano Barreiro. Marcelo Scatolaro observa desde el piso. Foto: Jonathan Rincón.

 


LUNES 29 DE FEBRERO


Los Andes fue superior pero
apenas rescató un punto en Paraná


Empató 1 a 1 con Atlético en áspera lucha.
Cadenazzi de penal y Linas, los goleadores  


CON EL SELLO DEL POLACO. Matías Linas concreta el empate tras ser habilitado por Salinas. Los Andes jugó un buen partido en Paraná y mereció más que un punto. Foto: Jonathan Rincón.

Los Andes jugó un buen partido en Entre Rios, pero debió esforzarse para rescatar un punto ante el entusiasta equipo de Atlético Paraná en reñida lucha jugada ante poco más de dos mil espectadores. El local se puso en ventaja a los 30’ del complemento con un tiro penal convertido por Felipe Cadenazzi
(falta de Walter García al goleador) y el “Milrayitas” logró la igualdad cinco minutos más tarde a través de Matías Linas, tras un centro de Moreno que Salinas bajó de cabeza en el área para que el “Polaco” defina con certeza.  Los Andes fue superior a su rival, tuvo el dominio del juego durante la mayor parte del cotejo, pero la faltó profundidad a sus intentos. En el primer tiempo, lo más destacado fue un remate de Salinas, ingresando al área por izquierda, que “reventó” el poste derecho de Cosentino. Atlético sólo puso en aprietos a Gagliardo en el primer cuarto de hora del complemento, pero el arquero respondió con acierto ante exigencias de Vercellino y Noir.  Salinas desperdició una buena oportunidad para la visita, que estaba haciendo mejor las cosas cuando quedó en desventaja. La reacción no se hizo esperar, llegó rapidamente el empate y sobre el final lo pudo ganar pero el cabezazo de Scatolaro se fue apenas alto. En síntesis, una buena actuación del equipo de “Felipao”, que mereció más que un punto pero casi regresa con las manos vacías

Scatolaro y Salinas luchan por la posesión del balón. Fue un partido muy luchado y ambos equipos carecieron de agresividad ofensiva. Foto: Jonathan Rincón.

DOMINGO 21 DE FEBRERO


Marcelo Scatolaro, semitapado por Linas, marca el gol que le dio a Los Andes una importante victoria sobre Gimnasia de Jujuy en el Gallardón. Foto: Jonathan Rincón.

Tan laboriosa como meritoria, fue la
victoria de Los Andes ante los jujeños


Marcelo Scatolaro, el mejor de la cancha,
marcó el único gol en el segundo tiempo


Los Andes sumó su segundo triunfo consecutivo al derrotar por 1 a 0 a Gimnasia de Jujuy en un luchado cotejo jugado ante poco mas de mil socios en el estadio Eduardo Gallardón. El único gol fue logrado por el mejor jugador de la cancha, Marcelo Scatolaro, a los 32’ del segundo tiempo, luego que Cavallotti tapará un remate a quemarropa de Salinas , tras perfecto centro de Saccafien. En la parte inicial Los Andes tuvo a su favor las pocas ocasiones de riesgo que se generaron, incluso un gol anulado a Salinas por carga indebida de Tomasini al arquero, tras un corner ejecutado por Ramírez. Los jujeños emparejaron el juego en el comienzo del segundo tiempo pero no llegaron a inquietar con peligro a Gagliardo y al quedar en desventaja se desordenaron por completo. Los Andes terminó siendo dueño del partido, pudo haber aumentado la diferencia y fue un justo ganador.

Rodrigo Salinas de cabeza marca el gol, pero el árbitro Héctor Paletta lo anuló por infracción de Gabriel Tomasini sobre el arquero Maximiliano Cavallotti, que en la imagen no se observa. Foto: Jonathan Rincón,


MARTES 16 DE FEBRERO


Los Andes cambió, encontró
los goles y le ganó a Almagro


Los ingresos de Sosa y Linas fueron decisivos
para dar vuelta el resultado en Jose Ingenieros


El cabezazo de Rodrigo Salinas para el empate de Los Andes. Felipe acertó con los cambios, el equipo mejoró y dio vuelta el resultado. Foto: Jonathan Rincón.

Su mayor predisposición al ataque y los cambios realizados por el técnico en el segundo tiempo, le dieron a Los Andes otra imagen que le permitió dar vuelta el resultado y derrotar a Almagro en José Ingenieros por 2 a 1. Tras una distracción defensiva, a poco de comenzado el partido, Oscar Altamirano puso en ventaja al “Tricolor” que hizo mejor las cosas en la parte inicial, pero se retrasó en demasía en el complemento y y permitió la reacción del equipo lomense que con los ingresos de Sosa y Linas tuvo el peso ofensivo que necesitaba y con goles de Rodrigo Salinas y Matias Linas plasmó su primera victoria en el torneo.

El pique de Matías Linas, autor del gol de la victoria, exigiendo al defensor Abel Luciatti. Foto: Jonathan Rincón.

¡Qué cambio tuvo Los Andes en el complemento!... En la parte inicial había mostrado algunas desatenciones inexplicables, fue impreciso en sus movimientos y no tuvo nunca profundidad en sus intentos , o sea la misma imagen de los partidos anteriores. Pero en la parte complementaria , quizas ayudado por el incomprensible retraso en las líneas de su oponente , crecieron los trabajos de Zeballos y Scatolaro para ganar definitivamente en la zona de gestación y los ingresos de los pibes Sosa y Linas fueron decisivos para lograr la profundidad que necesitaba para llegar al gol y dar vuelta la historia.


Poco había sucedido cuando a los 5’ , Altamirano se filtró entre los centrales, tras una larga habilitación,quedó cara a cara con Gagliardo y definición con presteza. Duro golpe animíco para un Los Andes que tenía dificultades para adaptarse al partido, la defensa se mostraba insegura , el mediocampo impreciso y el bvalón llegaba poco y nada adelante donde Salinas luchaba con su propia impotencia y poco y nada podían generar Ramírez y Seccafien.

Con muy poco Almagro, jugó mejor y tuvo lagunas otras ocasiones para ampliar la diferencia. La movilidad de Ruiz Sosa, el talento de Diego Medina y la vigencia de un Altamirano que aún complica pese a su lentitud. Pero Gagliardo, con las luces encendidas (como casi siempre) se encargó de frustrar esas intenciones.

Almagro se retrasó peligrosamente en el complemento , quizas confiando en las imitaciones ofensivas cde su rival, para tratar de liquidar el pleito con el contragolpe. Poco a poco, Zeballos y Scatolaro se adueñaron del mediocampo y Los Andes pasó a dominar la situación. Y si le faltaba agresividads ofensiva , logró conseguirla con los ingresos de Sosa y Linás , en tanto también feu importante lo de Britez Ojeda para mantener la supremacía en la zona del mediocampo.


En pocos minutos ,Los Andes revirtió la historia. A los 21 centro de Maximiliano Barreiro desde la derecha y por fin el acierto de Rodrigo Salinas para saltar y cabecear antes que su marcador y vulnerar a Agustín Gomez. Almagro sintió el impacto, se desordenó y un minutoi después Linas se demoró y no pudo convertir tras enfrentar al arquero. Pero iba a tener revancha enseguida ya que a los 24’ fue Sosa el que desbordó otra vez por derecha y su centro al segundoi paslo fue capitalizado por Linás para tocar al fondo de la red.


Almagro no tuvo reacción, ni argumentos para ir por el empate. Quedó a merced de un Los Andes que lo superó en convicción y actitud , y que varias veces estuvo muy cerca de ampliar la ventaja, comn Sosa y Linas desequilibrando permanentemente , mientras el solidario Salinas terminó jugando de carrilero por izquierda para colaborar con la recuperación. La búsqueda desesperada del local con pelotazos frontales en los últimos minutos sirvió para que Tomasini y García mejoraran en algo sus flojos desempeños en el inicio y así la primera victoria en el torneo quedó sellada a fuego en Ingenieros. Los Andes supo cambiar a tiempo, es para preocupar las numerosas distracciones del primer tiempo y para ilusionar algunas buenas actuaciones en lo individual. El equipo empieza a mostrarse como muy luchador, aguerrido y solidario , pero debe seguir corrigiendo aspectos fundamentales en lo colectivo si pretende ser protagonista


MIÉRCOLES 10 DE FEBRERO


Boca Unidos no pudo quebrar
la resistencia de Los Andes


Con un hombre menos (por expulsión de Guruceaga)
el equipo de Felipe de la Riva  logró mantener el  0 a 0


Nicolás Ramírez, de buen partido, protege el balón ante la presencia de Diego Sánchez Paredes. Deslucido empate sin goles en el Gallardón. Foto: Jonathan Rincón.

En un cotejo de escasas alternativas de interés, Los Andes rescató un punto al igualar sin goles ante Boca Unidos de Corrientes. El equipo lomense quedó en inferioridad numérica en el primer tiempo por la expulsión de Gastón Guruceaga y resistió con mucho empeño ante el dominio  visitante que no obstante ser superior tampoco tuvo claridad y contundencia para doblegar al seguro Gagliardo. Cerca del final también vio la roja Marcelo Ortiz en los correntinos. El partido se jugó a puertas cerradas en el Gallardón.

 

Marcelo Scatolaro inicia un avance para Los Andes perseguido por Vergara.
Foto: Jonathan Rincón.


Si buscamos buen juego y acciones de lucimiento, saldremos defraudados. Si en cambio somos resultadistas y analizamos las circunstancias por las que fue atravesando el partido, podremos llegar a conformarnos y valorar el punto obtenido en inferioridad numérica y superado por el mejor juego rival. Habría ue ser muy puntuales para afirmar que el equipo logró una superación con respecto al cotejo del debut , pero al mismo tiempo es demasiado pronto para sacar conclusiones negativas. Los Andes no jugo bien y estuvo lejos de cubrir las expectativas, pero de mostró actitud y entrega para pelearla en la adversidad y pese a ser superado en juego por su adversario no pasó tantos apremios en su área y las pocas veces que Boca Unidos llego con peligro alli se erigió, inexpugnable como siempre, la figura del arquero Gagliardo.


Había empezado con buen ritmo . Los Andes intentaba desequilibrar cuando se juntaban Seccafien y Ramírez que tuvo un buen desempeño ( sobre todo en la parte inicial) , pero careció de peso ofensivo ante la poca participación de Salinas. Boca Unidos buscó casi siempre por el sector izquierdo donde Vergara (el mejor de la cancha) se juntaba con Mendez y le daban mucho trabajo a Guruceaga . Pero todo fueron intentos que no se concretaron, a tal punto, que en todo el primer tiempo no hubo una sola jugada de gol en ninguna de las dos áreas .  Faltando 5’ una falta de Guruceaga  que sancionó el árbitro Pablo Díaz y aparentemente la reacción verbal del futbolista local que terminó con su expulsión

Con uno menos, Los Andes fue mas cuidadoso aún en la parte final. Cedió campo y balón a su rival y especuló con la posibilidad de algún contragolpe. Y si bien le costó mucho poder recuperar la pelota, también es bueno señalar que se las ingenio para no pasar mayores sustos . A los 13’ cayó Cángele en el área, apareado por Martínez, pero el árbitro entendió que no hubo penal y sobre los 19’ un remate de Mendez se fue muy cerca del poste izquierdo de Gagliardo.


Los Andes tuvo su gran y única oportunidad a los 21 minutos cuando Scatolaro combino con Moreno, fue a buscar la devolución a la izquierda, llegó hasta la linea de fondo y dentro del área envió el centro atrás para que Salinas, rematara deficientemente por sobre el travesaño. Quizas Boca Unidos tuvo mas ocasiones ,pero ninguna llego a ser tan clara como la de Salinas. Anotamos un disparo desde lejos de Baroni al lado del palo derecho de Gagliardo,  y un par de cabezazos de Fabro y del ingresado Nuñez conjurados por el guardavallas.


A poco del final tambien vio la roja Ortiz por fuerte infracción sobre Basualdo y se produjo el debut del pibe Enzo Benitez (17 años) quien jugó apenas un par de minutos pero hizo una jugada interesante. Dos jugados , un empate y una derrota , ambos de local pero a puertas cerradas que por supuesto influyen negativamente desde lo deportivo ( ni hablar en lo económico). El equipo no ha logrado rendir lo que se esperaba pero está en formación y necesita rodaje , trabajo y tiempo. Y el hincha , pobre hincha, tendrá que tener paciencia y ojalá pueda estar presente ( como lo afirmó el vicepresidente Degano) en el próximo partido de local.


LUNES 01 DE FEBRERO


Los Andes perdió con Crucero
en un comienzo con pocas luces


No tuvo claridad ni peso ofensivo luego de
quedar en desventaja por el gol de Chironi

Los Andes no tuvo un buen debut y dejando una pálida imagen, perdió 1 a 0 ante Crucero del Norte, en cotejo jugado a puertas cerradas en la cancha de Arsenal de Sarandí. El partido tuvo un atractivo comienzo donde se produjeron situaciones de gol en ambas áreas pero luego el juego cayó en la intrascendencia. Cuando Crucero se puso en ventaja en la parte final a través de Gabriel Chironi tras gran jugada de Juan Manuel Olivares –la figura de la cancha-, quedaron al desnudo las limitaciones de Los Andes que no tuvo atributos suficientes para llegar al empate.


Salinas pifia el remate al gol tras el rebote en el travesaño por el disparo de Seccafien. Foto: Jonathan Rincón.


No fue el comienzo esperado. Por lo realizado en la pretemporada, se podía presumir que a Los Andes le iba a costar mucho plasmar un buen rendimiento. Es un equipo totalmente renovado y necesita tiempo para conseguir un adecuado ensamble en sus líneas y aunque hay que tener en cuenta que era su primera presentación oficial, tambien hay que remarcar que Felipe de la Riva deberá trabajar con ahínco para mejorar en numerosos aspectos un equipo que ,al menos ayer, mostro más defectos que virtudes.


No obstante, los primeros 20 minutos fueron más que atractivos, con dos equipos jugando al ataque y generando situaciones en el área rival. Avisó Olivares con un remate que se fue muy cerca de un poste; enseguida centro de Moreno y cabezazo de Salinas que tambien pasó muy cerca. A los 16’ Seccafien con un remate desde afuera del área sacudió el travesaño y el rebote no pudo ser capitalizado por Salinas, que pifió el remate con el arco desguarnecido. Poco después apareció Gagliardo para frustrar el intetno de Olivares y cuando iban 19’ un cabezazo de Ledesma también fue devuelto por el travesaño.


Dentro del ida y vuelta hay que remarcar que Juan Manuel Olivares era el gran conductor del elenco misionero, ganándole siempre las espaldas a los mediocampistas albirrojos , contando con la positiva compañía de Gabriel Chironi. En Los Andes, el “Quique” Seccafien marcaba la diferencia, pero Lugones y Moreno eran muy intermitentes y Salinas ya empezaba a delinear una actuación para el olvido.


Lamentablemente, el partido fue cayendo en la intrascendencia y tras ese comienzo prometedor terminaron la etapa aburriendo.En el complemento todo siguió sin demasiadas luces hasta que se enchufó Olivares , generó una gran jugada y de ella sobrevinco el gol de Chironi. Entonces, se armó otro partido porque Los Andes salió a buscar el empate con mas desesperación que ideas y Crucero, de contragolpe tuvo varias situaciones para aumentar la ventaja pero su mala punteria a veces y algunas notables intervenciones de Gagliardo en otras, lo impidieron.

Felipe puso a Linás y a Ramírez en la cancha . También entró Scatolaro quien tomó la conducción del equipo ante el ahogó de Seccafien (hizo un gran desgaste) quien sobre los 27’ casi logra la igualdad con un remate muy alto desde lejos que se metía junto al travesaño y obligó a Requena a una esforzada intervención para evitar el gol. Los Andes fue pura voluntad , pero equivocó los caminos, abusó del pelotazo , fue muy impreciso en sus intentos y no tuvo peso en el área rival. Para colmo, sobre el final del partido llegó el centro desde la derecha, no llegó Linás y por atrás llegó Salinas, quien coronó su pésima tarde, perdiendose el empate al cabecear de manera deficiente.

Lugones intenta escapar pegado a la raya. El que lo marca es rodrigo Lechner. Flojo comienzo de Los Andes en Sarandí. Foto: Jonathan Rincón.