POR INCONVENIENTES TECNICOS AJENOS A NUESTRA VOLUNTAD NO PODREMOS SUBIR EL AUDIO COMPLETO DEL PROGRAMA DEL MARTES 19.
2021-09-26

Frente a San Miguel otro
empate con sabor a nada

Los Andes prolongó su flojo momento y
su falta de gol en partido sin emociones

AQUI PUDO CAMBIAR EL PARTIDO. A poco de comenzar,  Rodrigo Trejo sólo frente al arco la tiró por sobre el travesaño tras centro de Quintana. Falló Eduardo Méndez (en el piso) y el arquero Iván López nada podía hacer. Foto de Jonathan Rincón.

Los Andes acentuó su mal momento y su falta de gol al igualar 0 a 0 en el Gallardón con el humilde equipo de San Miguel en un partido carente de atractivos y casi sin llegadas a los arcos. Sólo en la parte inicial el equipo de Salomón tuvo un par de oportunidades que el juvenil Rodrigo Trejo no logró concretar. Los cambios introducidos por el entrenador no aportaron las soluciones  esperadas.

Por Alberto Rincón

Los partidos pasan y el equipo no mejora. Hasta se tiene la sensación que cuanto más limitado es el rival, más quedan en evidencia las falencias de Los Andes. Claro que aún se está a tiempo en una categoría de muy bajo nivel (ayer en seis partidos, se registraron cinco empates, cuatro de ellos sin goles)   pero se va acercando el fin del torneo y con este nivel de juego será muy difícil lograr objetivos trascendentes, por más que los números indiquen que el ingreso al torneo Reducido está casi asegurado.

Poco y nada de rescatable en 90 minutos de pobrísimo desempeño, ante un rival cauteloso y ordenado que tampoco mostró mayores atributos y que las pocas chances que tuvo fueron más por desaciertos defensivos del local que por sus propias aptitudes.

La reaparición de Cañete y los ingresos de Joaquín Cepeda y Trejo desde el primer minuto no le cambiaron la cara al equipo, más allá que el centrodelantero tuvo dos chances muy claras y estuvo siempre donde tiene que estar un nueve, que es dentro del área, pero tampoco llegó a plasmar una buena actuación.

De entrada Los Andes marcó una supremacía y fue dueño de la situación porque el rival no lo presionaba sino en su propio campo. Allí se vieron los mejores minutos de Rivas (en el complemento desapareció), el despliegue de Turraca y algún que otro centro bien tirado por Joaquín Cepeda desbordando por derecha .Pero la primera  situación muy clara llegó por un centro desde la izquierda de Quintana, falló Méndez al intentar rechazar y Trejo, desde la puerta del área chica remató por arriba del travesaño, cuando sólo iban 8 minutos.

Los Andes siguió dominando pero sin profundidad y San Miguel más preocupado por no dejar jugar al rival que por hacerlo recién tuvo una chance en un corner ejecutado por Greco y conectado de cabeza por Regules, pero el balón cruzó todo el arco y se fue al lado del palo derecho de Brey. Los Andes iba a tener  dos ocasiones más en esta etapa. Lugarzo (nuevamente baluarte en la defensa) llegó al área rival para cabecear un centro de Cañete , pero el arquero logró contener . Y a los 32’ nuevo desborde y centro de Joaquín Cepeda y Trejo que aplicó el frentazo que iba al gol, pero providencialemnte el balón pegó en la humanidad de un defensor y se fue al croner.

Cerca del final de la etapa se produjo una acción polémica en el área visitante, cuando Alejandro García fue derribado por un presunto empujón de un jugador rival. A todos nos pareció una clara falta, pero el árbitro (de muy discreta labor) desde muy cerca entendió que no había existido infracción y no marcó el penal que todo Lomas reclamaba.

El segundo tiempo fue un compendio de imprecisiones. Los Andes intentó pero chocó contra su propia impotencia. Y San Miguel se animó un poco más pero tampoco tuvo precisión en sus intentos. De todos modos exigió a Brey con un tiro libre de Leguizamón que el arquero desvió por sobre el travesaño y luego fue Scarnato quien desde inmejorable posición la tiro alto cuando era más fácil hacerlo que errarlo (muy similar a lo que perdió Trejo en la parte inicial). Lo más preocupante es que no  produjo Los Andes una sola situación de gol, casi no piso el área y ni siquiera intento con remates desde afuera. Y así, sin pena ni gloria, dejó escapar otra buena posibilidad de volver a acercarse a los punteros.